Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un coche oficial de los Juegos Mediterráneos atropella a un niño de cinco años en Salou y huye

El conductor se ha entregado más tarde en comisaría y ha dado positivo en el test de alcoholemia

Una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).
Una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

La policía local de Salou ha detenido a un hombre por su relación con el atropello de un niño de cinco años, esta pasada noche, en un paso de peatones del municipio. El detenido presuntamente iba al volante de un coche oficial de la organización de los Juegos Mediterráneos, que se celebran en Tarragona y en los que Salou es la sede de las competiciones de vela y taekwondo. El menor, de nacionalidad irlandesa, quedó herido de gravedad y ha tenido que ser ingresado en la UCI del Hospital Joan XXIII de Tarragona con pronóstico grave. Pese a la entidad de las lesiones sufridas, su vida no corre peligro.

El suceso tuvo lugar a las once de la noche en la plaza Venus de Salou, cerca del límite con el municipio vecino de Cambrils. El niño cruzaba un paso de peatones en compañía de su familia, que pasa unos días de vacaciones en la Costa Daurada. Fuentes policiales han informado de que el menor cruzaba la calle de manera correcta cuando, de repente, fue arrollado por un coche que circulaba a velocidad elevada. Tras el golpe, el coche huyó del lugar sin interesarse por las consecuencias del atropello. Un taxista que fue testigo del suceso siguió al vehículo infractor y logró anotar la matrícula.

Mientras los servicios de emergencias prestaban asistencia al niño, la policía local de Salou activó un dispositivo para localizar al fugitivo. El vehículo apareció abandonado cerca de la estación del ferrocarril. Antes de la una de la mañana, el presunto conductor compareció en la comisaría de la policía para confesar la autoría de los hechos. Iba acompañado de un hermano suyo.

Los agentes le sometieron al test de alcoholemia y dio un resultado positivo. Quedó detenido por un delito contra la seguridad del tráfico y por omisión del deber de auxilio. Ha pasado la noche en comisaría y para hoy está prevista su puesta a disposición judicial.

El conductor era trabajador de una empresa proveedora de servicios para los Juegos Mediterráneos. La organización ha negado tener un vínculo directo con él y ha matizado que el conductor estaba fuera de su horario laboral.