Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias visita a Cuixart en prisión y pide la libertad de los presos del ‘procés’

El líder de Podemos calcula que entre septiembre y octubre se podrían trasladar a Cataluña los políticos encarcelados

Jaume Asens y Pablo Iglesias salen de la cárcel de Soto del Real. DANI GAGO / PODEMOS

Pablo Iglesias se ha convertido este martes en el primer líder de un partido estatal que visita a alguno de los impulsores del procés en prisión. El secretario general de Podemos se ha reunido con el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que se encuentra en prisión preventiva desde hace más de ocho meses en la cárcel madrileña de Soto del Real, acusado de los delitos de rebelión y sedición por su papel en el proceso soberanista. Iglesias, que también se ha encontrado con Jordi Sànchez -el encuentro ha coincidido con el que ha mantenido en una sala paralela Marta Pascal, coordinadora general del PDeCAT, con el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana-, ha pedido la libertad para ambos y para los políticos independentistas que se encuentran en prisión. "No deberían estar en la cárcel. La crisis catalana se debe solucionar por la vía política", ha comentado Iglesias a TV3 a la salida de la prisión. "No es sensato que en España tenga que haber presos políticos", ha sentenciado.

El secretario general de Podemos ha explicado que el motivo de la visita era encontrarse con Cuixart, al que ha calificado como "un referente moral para Cataluña" y al que conoció hace un tiempo. La reunión con Cuixart  ha durado una hora y ha sido una conversación con más tintes personales. La intención de Iglesias era haber realizado la visita días antes del encuentro con Quim Torra este lunes en el Palau de la Generalitat. La elección no ha sido casual: Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos, ha destacado que "no está vinculado a ningún partido político" sino "a la sociedad civil". "Cuixart está animado, escribe y estudia mucho, y está preparando una experiencia de arte con los presos", ha detallado Iglesias, que ha llegado a las diez de la mañana a Soto del Real acompañado por Jaume Asens, concejal de Barcelona En Comú, la formación de Ada Colau.

Iglesias también ha explicado que se ha encontrado "un par de minutos" con Jordi Sànchez, que se hallaba en la habitación contigua, atendiendo la visita de la líder del PDeCAT, Marta Pascal. El líder de Podemos ha podido conversar acerca "de cómo el diálogo tiene que ser la manera de afrontar la situación".

Iglesias ha asegurado que no descarta visitar a otros políticos presos en los próximos días como Oriol Junqueras -"Me gustaría, sigue ser el presidente de ERC y sería bueno tener ese encuentro y hablar de política"-, un gesto que el líder de la formación morada considera necesaria para reconstruir puentes. "Este encuentro con los presos puede ayudar a la distensión de la situación. Se tiene que notar que hemos echado al PP y que con Cataluña se dialoga, y que no solo se toman medidas excepcionales", ha defendido Iglesias, que se ha reivindicado como mediador. "Quiero ser útil para crear un diálogo entre las diferentes fuerzas políticas y entre los dos gobiernos". Con esta intención, Iglesias se reunió ayer lunes con el presidente catalán Quim Torra.

Sobre el acercamiento de los presos a Cataluña, Iglesias ha reiterado que el nuevo Gobierno español está a favor del traslado. "El Gobierno no puede tomar esa decisión, pero puede ayudar". El líder de Podemos ha augurado que entre septiembre y octubre se podría producir este acercamiento. Con todo, Iglesias ha defendido que apuesta no por su traslado, sino por su puesta en libertad. “Pensamos que no deberían estar en prisión. No deberían haber entrado en ella y creemos que deberían salir. Mientras tanto, debería haber un acercamiento de estas personas a las cárceles catalanas. Debería ser una opción en tanto a que apostamos por que haya una normalidad en la aplicación de la normativa penitenciaria”, ha incidido Montero.

El PP ha criticado la visita de Iglesias a los dos líderes del procés. "Sánchez tiene a Iglesias como vicepresidente en la sombra. Supongo que fue [a la cárcel] a ofrecerle cosas", ha afirmado Rafael Hernando, portavoz popular en el Congreso. "Este tipo de visitas son normales cuando las solicitan los presos, son política penitenciaria", le ha restado importancia la portavoz del PSOE, Adriana Lastra.

Agradecimiento al Gobierno por las gestiones para ver a Cuixart

El líder de Podemos ha agradecido al Ejecutivo de Pedro Sánchez las gestiones que han facilitado su encuentro con Jordi Cuixart. "Me lo facilitó", ha afirmado tras ser requerido sobre si el presidente conocía de antemano que iba a realizar la visita a la prisión. "El cambio de guardia en instituciones penitenciarias hacía que se retrasara y que fuera difícil hacer la gestión para una visita como diputado y no una visita ordinaria. En las visitas como cargo público la cárcel te facilita tener un encuentro sin cristal que facilita la comunicación y el presidente del Gobierno, a través de su equipo, contactó con el Ministerio del Interior que se coordinó con nosotros. Solamente puedo hablar bien de las gestiones del Gobierno", ha afirmado Iglesias.

"El presidente sí lo sabía, [Sánchez e Iglesias] han estado en contacto los días previos sabiendo que esta reunión se iba a producir", observó previamente Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos en el Congreso. La dirigente de Podemos ha incidido en que la visita a la prisión "es coherente" con el posicionamiento que su partido y sus aliados han mantenido "en los peores momentos" de la crisis territorial. "Este conflicto se debe resolver por vías políticas y no judiciales mediante el diálogo, la fraternidad y vías democráticas que impliquen a la ciudadanía", ha observado en referencia a la celebración de una consulta legal y pactada.