Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo niega con ahínco la condena al PP por corrupción

El presidente de la Xunta atribuye la “mentira” a “los periódicos” y evita aclarar en el Parlamento gallego si agotará la legislatura como prometió

Alberto Núñez Feijóo, este miércoles durante la sesión de control en el Parlamento gallego.

“Mentira”, “falacia”, “injuria”, “calumnia”. Señalado por un sector de su partido para tomar el timón del barco en plena tempestad, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, no ha ahorrado este miércoles calificativos para negar con ahínco que el PP haya sido condenado por corrupción en la sentencia del caso Gürtel, el dictamen judicial de 1.687 páginas que ha acabado de forma fulminante con la longevidad política de Mariano Rajoy. “Usted no ha leído la sentencia, ha leído los periódicos, y llega a la conclusión de que está condenado el PP”, ha esgrimido Feijóo durante la sesión de control en el Parlamento gallego cuando la portavoz del BNG, Ana Pontón, le ha mostrado varias portadas de la prensa recogiendo expresamente la condena del PP. “En política hay que estar sin necesidad de recurrir a la mentira”, ha añadido el popular.

Feijóo ha defendido con uñas y dientes que el PP ha sido “multado”, no condenado; ha incidido en que la sentencia es “provisional”; y sobre el PSOE ha asegurado que el fallo ha sido una “disculpa” para llegar a La Moncloa: “Yo creo en la democracia. Sería incapaz de asumir la presidencia de cualquier gobierno después de perder las elecciones”. El líder de los populares gallegos, para quien la implicación del PP con la trama Gürtel se reduce a unos “graves errores de control”, le ha echado en cara al grupo parlamentario de los socialistas gallegos la condena por el caso Filesa en 1997, al que se ha remontado leyendo incluso un párrafo de los hechos probados.

El presidente del Parlamento gallego, el popular Miguel Santalices, también ha intervenido contra las afirmaciones de la oposición sobre la condena del PP por corrupción. Santalices ha anunciado que retirará del diario del sesiones varias frases de la portavoz del BNG que no ha detallado, aludiendo a un informe de los letrados que él mismo encargó sobre el asunto. Y también ha recriminado al representante de En Marea que le haya reprochado a Feijóo su apoyo al presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, cuando fue imputado por acoso sexual. “Es un caso archivado”, ha protestado el presidente de la Cámara autonómica,

Pontón muestra la portada de EL PAÍS sobre la Gürtel.
Pontón muestra la portada de EL PAÍS sobre la Gürtel.

Feijóo se ha tornado parco en palabras al ser preguntado de forma insistente sobre su futuro político por los representantes de la oposición. “Queremos saber su calendario porque es de interés público. La interinidad perjudica a Galicia”, le ha advertido el portavoz del PSdeG-PSOE, Xoaquín Fernández Leiceaga, sobre la posibilidad de que se presente al congreso extraordinario del PP para pugnar por su presidencia. “Nos volveremos a ver el 20 de junio”, se ha limitado a decir el presidente de la Xunta en referencia a la próxima sesión de control. Al día siguiente de que Rajoy haya anunciado por sorpresa su marcha inmediata, de la boca de Feijóo han desaparecido las afirmaciones rotundas sobre su compromiso de agotar la legislatura como presidente de la Xunta hasta 2020, que repitió como un mantra desde septiembre de 2016.

El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha enumerado los problemas judiciales que ha sufrido Feijóo en sus nueve años de gobierno, entre ellos la condena de uno de sus diputados en la primera legislatura y dos de sus altos cargos por el caso Campeón de fraude de subvenciones y tráfico de influencias y las imputaciones de otros puestos relevantes de su Administración sanitaria por no autorizar el pago de costosos fármacos a pacientes con hepatitis C que acabaron muriendo. Un “currículum en B” de Feijóo, como lo calificó Villares, que incluye también su estrecha amistad con el narcotraficante Marcial Dorado cuando era un alto cargo de la Xunta de Manuel Fraga. “Si la alternativa en el PP a la corrupción es un Feijóo que lleva en la mochila las fotos con un narcotraficante, es que la situación es mucho peor de lo que parece”, ha concluido Pontón.