Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La menor evita denunciar ante el juez la supuesta violación en Razzmatazz

Los dos detenidos quedan en libertad y la causa queda automáticamente archivada

La sala RazzMatazz de Barcelona.
La sala RazzMatazz de Barcelona.

La investigación judicial sobre la supuesta violación en la sala Razzmatazz de Barcelona ha muerto antes de nacer. Los padres de la supuesta víctima, de 17 años, han decidido no interponer una denuncia formal ante el juez en defensa de los intereses de su hija. La fiscalía se ha adherido a ese planteamiento, por lo que la causa no seguirá adelante y ni siquiera se abrirán diligencias de investigación. Los dos jóvenes norteamericanos detenidos por los Mossos d'Esquadra han salido en libertad, sin tener que declarar, pasadas las 14 horas.

El titular del juzgado de instrucción número 22 de Barcelona, Juan Emilio Vila Mayo, había convocado hoy a la menor para tomarle declaración y someterla, en su caso, a una exploración forense. El objetivo era comprobar si la menor ratificaba la denuncia que expuso ante los Mossos d'Esquadra el pasado sábado, horas después de haber sido supuestamente agredida. Según su relato inicial, la menor mantuvo relaciones consentidas con un cantante de hip-hop en uno de los camerinos de la sala de concierto. Después, otros tres hombres accedieron al camerino, se pusieron preservativos y, entre los cuatro, la forzaron.

Los Mossos d'Esquadra analizaron las imágenes de las cámaras de la zona del backstage y comprobaron que la denuncia de la menor no podía ser cierta, al menos tal como la expuso: en ningún momento se aprecia que haya más de dos hombres a la vez en el camerino. En el atestado remitido al juez, la policía catalana concluyó, sin embargo, que podía haber delito sexual porque los detenidos habían proporcionado drogas y alcohol a la menor. Su supuesto consentimiento para mantener relaciones, por tanto, podría estar viciado por la ingesta de esas sustancias.

Lo que ocurrió realmente en el camerino de Razzmatazz no llegará a hacerse público porque los padres han manifestado, en su comparecencia, "que no estimaban que fuera de interés para la menor la incoación de procedimiento penal", según el auto judicial que descarta abrir diligencias. En delitos de naturaleza sexual, la fiscalía puede actuar de oficio pese a que la víctima (o su familia, en caso de ser ésta menor) decida no denunciar. En este caso, sin embargo, el ministerio público "de común acuerdo con los padres de la menor no ha interpuesto denuncia alguna".

Sin causa judicial, los dos varones que habían sido detenidos por los Mossos -de 30 y 28 años- han quedado en libertad sin cargos y, previsiblemente, regresarán en breve a su país, Estados Unidos. Poco después de recibir la denuncia, los Mossos les habían identificado en su hotel y les habían retirado provisionalmente su pasaporte para seguir realizando las investigaciones. Los dos chicos, sin embargo, decidieron acudir al consulado de Estados Unidos, donde denunciaron que unas personas les habían robado la documentación y obtuvieron un nuevo pasaporte. Fueron detenidos porque intentaron embarcar en un vuelo con destino a Nueva York y puestos a disposición del juez por ese motivo.

Hoy estaba prevista su declaración, pero tras la renuncia de la familia de la menor no ha sido necesaria. Acompañados por su abogado, los jóvenes no han querido realizar ninguna manifestación y se han limitado a decir: "Nos gusta mucho Barcelona".

Más información