Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los animalistas rechazan que se amplíe la época de caza mientras bajan las licencias

Según Libera "no existe ninguna justificación científica que la avale como herramienta de conservación" y los permisos se han reducido en una década a casi la mitad

A la vez que se celebraba una marcha en Santiago en "defensa del rural" en la que participaban representantes del sector de la caza, los colectivos animalistas han reivindicado en una nota un "rural vivo" al margen de la actividad cinegética. Libera y la Fundación Franz Weber (FFW) han cargado contra "las estratagemas del lobby procaza, que en sus intentos de aglutinar un apoyo social del que no dispone, trata de vincular las matanzas de animales silvestres con la defensa de sectores productivos". En la marcha de esta mañana en Compostela, los cazadores se han manifestado de la mano de sindicatos como Unións Agrarias, el Partido Socialista (representado por Leiceaga) y asociaciones de agricultores y ganaderos. Para los animalistas, argumentos de los cazadores para sumarse a la defensa del rural, como el de que "tirotear animales previene enfermedades en personas", son "absurdos".

"Frente a la gestión del territorio supeditada a los millones de perdigones que cada año contaminan con plomo los montes de Galicia", estas organizaciones señalan "la necesidad de acabar con este tipo de munición". Recuerdan que ha habido mociones parlamentarias de la oposición en ese sentido, pero que "tanto la federación como sus satélites" se han negado "una y otra vez", con lo que prosigue "la muerte por envenenamiento de animales" que ingieren la munición que siembra el bosque.

En el comunicado emitido como reacción a la manifestación en Compostela, FFW y Libera también reprochan el "uso interesado que se hace desde los sindicatos agrarios para reclamar una caza de barra libre contra especies como el jabalí", y donde la Xunta "se ha plegado a estos intereses permitiendo batidas preventivas" y una ampliación de la temporada cinegética en la Orden de Vedas para 2018-2019.

"No existe ninguna justificación científica que avale la caza como presunta herramienta de conservación, donde los escopeteros se benefician de terrenos que ni siquiera son de su propiedad y por los que no pagan absolutamente nada", reprochan los animalistas. Mientras tanto, según recuerdan, "el número de licencias desciende hacia las 44.000, muy lejos de las 80.000 de hace una década".

Libera y FFW añaden que "las peticiones que rechazan diversos aspectos relacionados con la caza en Galicia suman ya el apoyo de 169.000 personas". En este cómputo se incluyen "la petición para que no sea considerada deporte" (60.000 firmas de respaldo); la "iniciativa para que no se permita participar a menores" (65.900 firmas) en esta actividad; o la "propuesta para declarar A Coruña como primer municipio libre de esta práctica" (44.870).

Los defensores de la vida de los animales responden con estos datos a la protesta celebrada esta mañana: "hoy en Santiago de Compostela se ha formado una amalgama de entidades. Allí incluso se ha llegado a defender la pervivencia de las corridas de toros, un espectáculo de tortura y crueldad hacia los seres vivos que dista mucho de ser considerado tradicional en la comunidad", han valorado la marcha convocada bajo el lema de la "defensa del rural".

Esta manifestación, siguen desgranando en su nota los animalistas, "avala seguir con la captura de aves cantoras, a pesar de las serias advertencias lanzadas desde la Comisión Europea, ya que la Xunta todavía permite esta caza para concursos de canto". También se permite la captura de las tórtolas comunes, recuerda Libera, "justo cuando el propio Ejecutivo comunitario ha instado a establecer una moratoria a sus batidas por el descenso de la especie". "El gobierno de Alberto Núñez Feijóo ha hecho caso omiso", lamentan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >