Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laura Borràs: una consejera contra el bilingüismo

La titular de Cultura opina que la Constitución avala la "imposición jurídico política" del castellano

Quim Torra y Laura Borràs, este miércoles.
Quim Torra y Laura Borràs, este miércoles.

La nueva consejera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs (Barcelona, 1970) tiene una dilatada trayectoria en defensa de la lengua catalana y se ha posicionado en contra de los "riesgos" que puede comportar la situación actual de bilingüismo que vive Cataluña. Sus opiniones han quedado reflejadas en decenas de artículos a favor de la independencia y de la identidad catalana, aunque ninguno tan taxativo como el manifiesto que suscribió en 2016, en el que 170 académicos reclamaron que el catalán fuese la única lengua oficial.

Ese manifiesto consideraba que el castellano ha sido una "lengua de dominación" durante siglos en Cataluña y que "el régimen constitucional de 1978 ha reafirmado la continuidad de la imposición político jurídica del castellano en Cataluña". En otro apartado se ataca también la política lingüística desarrollada por la Generalitat desde 1980 porque, se dice, no ha servido para "revertir la norma social de uso subordinado del catalán al castellano... y que lleva a una indefectible sustitución de la lengua del país por la lengua impuesta por el Estado".

Borràs carece de experiencia política e institucional, más allá de la dirección de la Institución de las Letras Catalanas entre 2013 y 2018, un organismo dependiente del departamento de Cultura creado en 1987 para promocionar las obras de autores catalanes. La nueva consejera forma parte del núcleo de confianza del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y eso explica que en las elecciones del pasado 21 de diciembre ocupara el número 5 en la lista por Barcelona de Junts per Catalunya, muy por delante, por ejemplo, de Elsa Artadi (número 10), que será la consejera de la Presidencia.

El perfil de Twitter de Borràs también deja rastro de sus opiniones. Así, en 2011 aseguró que el periodista Josep Pedrerol se estaba comportando como "catalán" y no como "español nacido en Cataluña". En otro apunte se refería a la "arrogancia inconmensurable" de los españoles, porque "les va en el ADN", o citaba frases de otros usuarios como el tuit en el que decía. "Hablando de España: un sistema de captura de rentas -es decir un sistema que no crea riqueza nueva, sino que se apodera de ya creada por otros".

Durante una entrevista emitida en febrero de 2013 por TV3, Borràs culpó España de que hasta ahora no se hubiera concedido ningún premio Nobel de literatura catalana. "Ahora tenemos un Estado que nos va a la contra y que en estos momentos, cuando se ha planteado la posibilidad, ha jugado todas las cartas para que eso no fuese posible". Por eso se declaraba "pesimista, mientras formemos parte de España" y se preguntaba: "Si intentan prohibir el catalán a la que nos descuidamos, si cortan repetidores para que no se puedan ver las televisiones..., si no nos permiten tener selecciones catalanas, cómo nos han de permitir tener un Nobel".

En los artículos publicados en los últimos años en el diario Ara, Borràs también ha dejado claro su pensamiento. El 17 de agosto de 2012 escribió un texto en el que aseguraba que "España y su maquinaria cultural es -hay cosas que no cambian- una grande y libre" y alertaba que mientras los escritores en castellano, "hayan nacido en Cataluña o no, tienen detrás veinte estados que les pueden premiar obra en español", los que escriben en catalán solo tienen a la Generalitat.

El 2 de noviembre de 2011 Borràs también remarcaba en otro artículo en el Ara que la "la complicación que supone Cataluña para España como realidad política, cultural y social viene de muy lejos" y se refería al discurso pronunciado por Ortega y Gasset en las Cortes en 1932. En ese sentido, escribió que "Cataluña fue el hazmerreír de España cuando Montilla fue escogido presidente de la Generalitat". "Nosotros pensando que era una señal inequívoca de normalidad cultural y política y ellos burlándose de nosotros porque no osarían nunca cometer este error y hacer presidente del gobierno español a un catalán".

 

 

Más información