Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrent suspende el pleno tras polemizar con Ciudadanos por un lazo amarillo

El diputado Carlos Carrizosa retira el símbolo que habían puesto desde Junts per Catalunya en un escaño y se niega a reponerlo

Vídeo del rifirrafe por los lazos amarillos en el Parlament.

La polémica por el uso de lazos amarillos en el espacio público ya ha tenido su reflejo en el Parlament. El presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, ha suspendido la sesión de este miércoles durante aproximadamente una hora después de que el portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, retirara uno de esos símbolos de uno de los escaños reservados para el Govern y se negara a reponerlo, tal y como se lo había pedido Torrent. El lazo había sido puesto desde Junts per Catalunya, como reivindicación de los exconsejeros que se encuentran en prisión preventiva por un delito de malversación y rebelión.

Los grupos se han reunido con Torra tras el incidente y han pactado retomar la sesión. No habrá sanciones y el lazo seguirá en un escaño, solo que esta vez al lado de Torra y no en la fila anterior a la bancada de Ciudadanos. "El mal ya está hecho, hemos dado una imagen malísima que se puede dar a entender que legitima lo que pasa en las playas", se ha lamentado una diputada en uno de los pasillos del Parlament, recordando la polémica de Canet de Mar. La consigna de los grupos es intentar ahora calmar los ánimos.

Desde que se comenzó la legislatura, en enero, las bancadas de Junts per Catalunya y de Esquerra Republicana ponen lazos amarillos en los escaños de los diputados en prisión o huidos de la justicia española. Es su manera de expresar su solidaridad con los que consideran "presos y exiliados políticos". Este gesto nunca ha caído bien ni en Ciudadanos ni el PP , pero nunca había sido causa de enfrentamiento en la Cámara, hasta hoy.

Se trata del primer pleno en el que Quim Torra participa en calidad de presidente de la Generalitat. Por ello se ha ubicado, solo, en la primera bancada, que es la reservada para los miembros del Govern. Justo antes del debate del informe de la Sindicatura de Cuentas, desde Junts per Catalunya ha puesto un lazo amarillo en los escaños que corresponden a los consejeros, justamente al frente de donde se sientan Inés Arrimadas y Carrizosa.

La CUP ha colgado un cartel antifascista en el escaño del lazo retirado.
La CUP ha colgado un cartel antifascista en el escaño del lazo retirado.

El portavoz de Ciudadanos ha empujado el cartón, que ha caído sobre el asiento, quedando oculto a las cámaras. La diputada Elsa Artadi lo ha repuesto para que volviera a ser visible. Esto ha generado malestar en Ciudadanos y Carrizosa ha pedido a Torrent que se retirara el lazo, al entender que a diferencia de los otros símbolos en las bancadas, este "no representa a nadie"  porque el Govern no ha tomado posesión. Torrent se ha negado y ha llamado al orden ante las quejas de Ciudadanos y ha alertado a los diputados de la formación naranja que "no convertirán esto en un patio de escuela ni en una olla de grillos".

Ante la negativa, Carrizosa ha procedido entonces quitarlo él mismo y lo ha tirado al suelo. Torrent le ha llamado la atención y ha amenazado con suspender el pleno si no lo reponía. "Usted no es nadie para hacerlo", le ha increpado Torrent, que después le ha solicitado que entregara el cartón en forma de lazo a los ujieres de la Cámara. Carrizosa ha hecho caso omiso a la petición. El presidente del Parlament ha optado entonces por levantarla sesión y convocar a los presidentes de los grupos a una reunión.

No es la primera vez que en el Parlament hay rifirrafes por símbolos. En septiembre pasado, la diputada de Catalunya Sí Que Es Pot Àngels Martínez retiró unas banderas españolas que el PP había dejado en sus escaños. Algo que le recriminó la entonces presidenta de la Cámara, Carme Forcadell.

Más información