Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interceptados dos alijos de heroína en cuatro meses en la ría de Arousa

Unidades especializadas lograron abortar la distribución de casi un millón de dosis a redes turcas, holandesas y búlgaras

Una operación conjunta todavía abierta desplegada por unidades especializadas de la Udyco de la Policía, Guardia Civil y Servicio de Vigilancia Aduanera, en colaboración con la Policía judiciaria portuguesa, ha permitido interceptar un nuevo alijo de siete kilogramos de heroína y veinte de sustancias de corte que iba a ser distribuido desde Sanxenxo por una red turco-holandesa.

La droga de producción afgana fue incautada la pasada semana cerca del peaje de la AP-9, a la altura de Curro (Pontevedra) cuando era transportada en un vehículo en el que viajaban dos ciudadanos portugueses que supuestamente la iban a entregar a dos traficantes turcos en Sanxenxo.

De los seis detenidos en la operación, tres ingresaron en prisión y los otros quedaron en libertad con cargos, uno de ellos vecino de O Grove, imputados por un presunto delito contra la salud pública. La investigación todavía secreta está dirigida desde el juzgado número tres de Cambados que podría ampliar el número de detenciones. Su titular ordenó el ingreso en prisión de los dos ciudadanos con pasaporte turco-holandés que podrían intentar abrir una red estable para la distribución de heroína desde esta localidad de las Rías Baixas, además de uno de los dos ciudadanos portugueses que movían el alijo.

Ambos detenidos turco-holandeses residían en un piso en Sanxenxo, próximo a la playa de Silgar, donde se centraron los registros policiales aunque las pesquisas también se han dirigido a los domicilios de otros posibles responsables del envío en localidades de la provincia de Pontevedra.

Este es el segundo alijo de heroína incautado en la ría de Arousa después de que en enero pasado agentes de la Udyco capturasen otros 38 kilos a redes búlgaras. También en la anterior operación, en agosto pasado, fueron cinco traficantes búlgaros, en colaboración con redes gallegas de la cocaína, los que pretendían distribuir 65 kilos kilogramos desde Vilagarcía, una de las mayores partidas retiradas del mercado por la policía en esta provincia. Este alijo habría alcanzado los cinco millones de euros en el mercado negro una vez transformada en más de medio millón de dosis.

El tráfico de esta sustancia que se hundió en los años noventa superada por la por la demanda sin precedentes del consumo de cocaína ha registrado un repunte escalonado desde 2014 en las Rías Baixas, en consonancia con una mayor incremento de cultivo en los centros de producción.

Los expertos no han ocultado su preocupación por la reciente escalada de este tráfico en esta provincia que en apenas dos años han dado un vuelco a las estadísticas al registrarse un número de aprehensiones de heroína superior incluso a las de cocaína. Aunque en términos de consumo todavía no hay datos oficiales, todo apunta a un cambio de tendencia en casi todo el territorio nacional.

La policía cree que Pontevedra se ha convertido en un "eje de distribución" para España y Portugal de las mafias de la heroína, donde han contactado con grupos de traficantes hasta ahora dedicados a la cocaína y que se han embarcado en este negocio en alza.

Una de las mayores incautaciones de heroína en Europa se logró interceptar en noviembre pasado en el Puerto de Barcelona. El alijo de 330 kilogramos y procedente de Turquía venía oculta en un contenedor con palés de cemento. Su distribución en el mercado hubiera generado unos 50 millones de beneficios después de convertirla en más de cinco millones de dosis.