Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Munté gana las primarias del PDeCAT para ser alcaldable en Barcelona

La presidenta del partido se impone a Agustí con el 67% de los votos en unas elecciones con el 36% de participación

Neus Munté tras conocer su victoria en las primarias del PDeCAT para ser alcaldable en Barcelona.
Neus Munté tras conocer su victoria en las primarias del PDeCAT para ser alcaldable en Barcelona.

La exconsejera y exportavoz del Gobierno catalán Neus Munté se impuso ayer a Carles Agustí y ganó las primarias del PDeCAT para ser alcaldable en Barcelona. Munté, que también es la presidenta del partido, obtuvo un 67% de votos frente al 28% conseguidos por Agustí, que actualmente es responsable de Govern Obert en la Diputación de Barcelona.

La ya alcaldable aseguró por la tarde en la sede del partido que “plantará batalla democrática al proyecto, si es que se le puede llamar así, de Gobierno de la alcaldesa Ada Colau”. Sobre la posibilidad de armar una candidatura unitaria del independentismo, como propone el filósofo afincado en Nueva York Jordi Graupera, se mostró partidaria de una “candidatura potente, con personas del partido y de fuera”. Pero no quiso adelantar más detalles: “Queda un año y reivindico el papel del PDeCATy el mío como candidata, es prematuro hablar de listas y de nombres, justo salimos de las primarias”.

La participación en las primarias fue baja, del 36% del censo. En total, votaron 600 asociados (405 papeleta para Munté, 172 para Agustí, 21 en blanco y dos nulas) de 1.675 que tienen derecho a voto sobre un total de 2.065 militantes de la federación de Barcelona del partido. Las votaciones de las elecciones primarias comenzaron el viernes pasado y finalizaron ayer a mediodía tras casi un mes de campaña electoral, durante el que se han celebrado actos en los barrios casi cada día.

Una “candidatura potente”

Munté defendió durante la campaña que su bagaje en la Generalitat (en Bienestar Social en un contexto de estrechez presupuestaria y luego como portavoz del Gobierno catalán ya durante el procés) son sus mejores avales para ponerse al frente de una ciudad. La ya alcaldable es muy crítica con la gestión de la actual alcaldesa, Ada Colau. Le reprocha que ha incumplido sus promesas en materia de vivienda y desahucios, y considera que ha sido incapaz de dialogar y que actúa de manera “acomplejada” en materia de seguridad. En este sentido, Munté asegura que si consigue la alcaldía “pacificará” las relaciones tanto con los sectores económicos de la ciudad y con el resto de partidos políticos del Ayuntamiento.

Sobre la posibilidad de presentarse a las municipales de mayo de 2019 en una lista unitaria que agrupe a todo el independentismo, Munté mantuvo ayer su ya veremos. La alcaldable diujo que es partidaria de “acumular fuerzas” y de “una candidatura potente, transversal” pero “desde la unidad del partido”. Aunque, aseguró que “el nombre no es un problema”. “Graupera ha hecho una propuesta interesante, no podemos desmerecer que tiene el apoyo de mucha gente”, manifestó tras hacer valer también el PDeCAT.

Carles Agustí se puso a disposición de Munté y mantuvo que la candidatura debe hablar de “Barcelona como capital de la República, pero también de ciudad”. Y consideró fundamental acercarse a las plataformas vecinales críticas con Colau.

Más información