Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mascarell irrumpe con un manifiesto sobre Barcelona en pleno debate por el alcaldable

El exconsejero niega que la presentación en el Ateneu Barcelonès sea el lanzamiento de su candidatura

Ferran Mascarell, en 2017.
Ferran Mascarell, en 2017.

El ideal de una ciudad posible es el nombre del manifiesto por Barcelona que el exdelegado de la Generalitat en Madrid Ferran Mascarell presentará el próximo 22 de mayo en el Ateneu Barcelonès. La conferencia llega justo en pleno debate sobre los candidatos a las próximas elecciones municipales de 2019. El también exconsejero durante el segundo tripartito y el Govern de Artur Mas niega que el acto tenga que ver con una posible candidatura suya a la alcaldía, pero a nadie se le escapa que es un cargo que siempre ha ambicionado.

La presentación del manifiesto correrá a cargo de Xavier Muñoz, secretario de la Junta Directiva del Ateneu, según consta en el folleto de programación del mes de mayo que ya ha llegado a los asociados. Desde el centro cultural aseguran que el evento estaba agendado desde hace unos dos meses. Consultado por este diario, Mascarell pidió anteayer “no hacer conjeturas” y aseguró que todo el mundo sabe que Barcelona es una de sus “pasiones”. Tampoco quiso adelantar quién suscribe el manifiesto ni qué lo motiva.

Varias personas de su entono, sin embargo, aseguran que su aspiración a la alcaldía nunca se ha extinguido. Mascarell (Sant Just Desvern, Barcelona, 1951) lo ha hecho todo en política, además de su carrera como historiador y editor. Fue concejal del Consistorio barcelonés durante siete años y perdió en la carrera por reemplazar a Joan Clos en la alcaldía. El exlíder del PSC José Montilla se decantó por Jordi Hereu.

Mascarell rompió el carnet socialista en 2010 y se incorporó al primer Gobierno de Artur Mas como independiente. Un cambio que fue acompañado con un viraje hacia posicionamientos independentistas. El año pasado, en la aplicación del artículo 155 de la Constitución fue cesado como delegado del Govern en Madrid.

Para el 21-D, el exconsejero fue en la lista de Junts per Catalunya, como número 26 por Barcelona. La candidatura obtuvo solo 17 escaños por esa provincia. Para ser president es obligatorio ser diputado. Las renuncias de Joaquim Forn y de Clara Ponsatí hizo correr dos puestos la lista. Pese a que aún seis nombres separaban a Mascarell del escaño, el entorno de Mas se lo propuso a Puigdemont como una alternativa para presidir la Generalitat. El expresident, sin embargo, no se mostró receptivo a la propuesta.

Junts per Barcelona

“Lo que tenga que decir Mascarell sobre la ciudad será importante. La tiene en la cabeza”, asegura un reconocido intelectual cercano. Haya candidatura o no, el manifiesto irrumpe en un momento en que los partidos están inmersos en el debate sobre las listas electorales. Y donde la crítica principal es, además del paracaidismo de algunas nombres, la falta de modelo para la capital catalana. De momento solo hay dos cabezas de cartel: Alfred Bosch, de Esquerra Republicana, y Jaume Collboni, por los socialistas.

El filósofo y tertuliano Jordi Garupera propuso una gran consulta entre el independentismo para formar una candidatura única para derrotar a Ada Colau, que de momento no parece ir a más. El exprimer ministro francés Manel Valls se ofreció, por su parte, para encabezar una plataforma de corte constitucionalista, que aglutine a Ciudadanos, PP y PSC.

El PDeCAT está en medio del proceso para escoger su candidato. Compiten la exconsejera Neus Munté y Carles Agustí, excomisionado de participación durante el mandato de Xavier Trias. Tanto Munté como Agustí han manifestado que no se cierran a un gran pacto independentista, pero que primero se tiene que debatir el modelo de ciudad. Una hipotética candidatura del exconsejero sería una auténtica bomba para el partido. Podría tener encaje en el concepto Junts per Barcelona que algunos sectores críticos con la cúpula del partido contemplan. Esa marca, sin embargo, está registrada por Esquerra.