Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuel Bragado deja la dirección de la editorial Xerais tras 24 años al frente

La entidad ensalza su huella en la cultura gallega y asegura que seguirá vinculado a proyectos del Grupo Anaya en Galicia

Manuel Bragado, en una imagen de la editorial Xerais.
Manuel Bragado, en una imagen de la editorial Xerais.
Santiago de Compostela

La editorial Xerais ha anunciado este jueves que Manuel Bragado ha dejado la dirección general "a petición propia" tras 24 años en el puesto. En un escueto comunicado, la entidad ha agradecido su "profunda y comprometida dedicación" al proyecto, al que se incorporó hace 28 años.

Bragado "continuará colaborando" en Galicia con las empresas del Grupo Anaya, ha informado Xerais. "Todo este tiempo supuso un intenso revulsivo para la proyección social de la cultura gallega a través de los libros y de la lectura", destaca la editorial sobre la figura de quien ha sido hasta ahora su director.

Manuel Bragado Rodríguez (Vigo, 1959) es licenciado en Ciencias da Educación por la Universidade de Santiago y fue presidente de la asociación pedagógica Nova Escola Galega entre 1986 y 1988. En 1990 se incorpora a Edicións Xerais, durante los primeros cuatro años como director de ediciones y luego ya como director general, cargo que ha ocupado hasta ahora. Fue presidente de la Asociación Galega de Editores (AGE).

Tras el comunicado de Xerais, se han producido ya algunas reacciones en el mundo de la cultura a la marcha de Bragado. El escritor Manuel Rivas lo ha definido como "luchador y generoso, amante del libro, activista cultural, librepensador" y ha afirmado que el editor "encarna la decencia ordinaria": "Con la mejor madera de la Humanidad, no hay adiós sino resurgir".

El anuncio de que Bragado deja la dirección de Xerais se produce solo unos días después de su regreso de la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia, en Italia, donde los editores gallegos han tenido un espacio propio financiado por ellos mismos, "compartiendo gastos y esfuerzos y sin contar con ninguna ayuda de la Consellaría de Cultura e Educación". Según ha escrito Bragado en su blog, esta iniciativa conjunta del sector editorial demuestra su "madurez" y "pone en evidencia la incapacidad de la Administración autonómica gallega de entender que su papel debería ser apoyar la presencia de las editoras gallegas en la ferias internacionales".