Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienzan los trabajos para ensanchar las aceras de Gran Vía

El desvío de tráfico se mantendrá en la primera fase hasta junio

Comienzo de las obras en Gran Vía este miércoles.
Comienzo de las obras en Gran Vía este miércoles.

Los trabajos para ensanchar las aceras en la Gran Vía de Madrid comenzaron anoche. La remodelación de la principal arteria de Centro, proyecto estrella del gobierno de la alcaldesa Manuela Carmena, se prevé que finalice antes de mayo de 2019, cuando se celebrarán las próximas elecciones municipales. La reforma plantea transformar la vía “en un espacio con mayor protagonismo del peatón y la bicicleta, y con mejor calidad ambiental”, señala el Ayuntamiento.

La primera fase de las obras durará tres meses. Hasta junio se mantendrá la sección de calzada, es decir, dos carriles por sentido, reservando uno de ellos en cada sentido como carril bus. Las tareas de desvío se realizarán de noche “para interferir lo menos posible al tráfico”, explicó este martes el Consistorio.

Tras la ampliación de las aceras, el gobierno local reordenará los carriles de circulación de forma que se pueda integrar la bici con el resto del tráfico rodado, con un carril bici de subida. El desvío consistirá en desplazar la calzada hacia el lado de los números impares, manteniendo los mismos carriles. De esta forma, se reduce el tráfico en el antiguo carril bus (que ahora estaba restringido al vehículo privado y de uso exclusivo peatonal) y aumenta el tráfico en el lado de los pares.

El ejecutivo municipal también prevé plantar 248 árboles, crear áreas estanciales, 30 bancos, aparcabicis y colocar tres nuevas fuentes. Pero renunciará a la llamada plataforma única —un pavimento a la misma cota de la calzada, defendido por el edil de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo— por las quejas de los invidentes.

Asimismo, la coalición de Ahora Madrid, formada por Podemos, IU, Equo y Ganemos, renuncia a la peatonalización integral que se barajó en un primer momento. La obra ha sido encargada a la constructora Ortiz por 5,7 millones de euros.

Durante las obras, el Ayuntamiento desplegará un dispositivo especial de Agentes de Movilidad que efectuará labores de vigilancia de las zonas de carga y descarga. Por este motivo el Consistorio recomienda a la ciudadanía evitar la circulación en vehículo privado por la zona afectada por las obras y utilizar el transporte público para acceder a la Gran Vía.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información