Una denuncia por ruido destapa una red de trata en dos pisos de Vitoria

Tres personas detenidas en Vitoria por tejer una trama con fines de explotación sexual y cuatro mujeres colombianas liberadas tras ser obligadas a prostituirse

La consejera de Seguridad Beltrán de Heredia explica en el Parlamento el plan contra la trata de seres humanos.
La consejera de Seguridad Beltrán de Heredia explica en el Parlamento el plan contra la trata de seres humanos.

La denuncia de un vecino de Vitoria por “molestias y ruidos” en su comunidad ha terminado con la detención de tres personas por trata con fines de explotación sexual y la liberación de cuatro mujeres a las que extorsionaban contras su voluntad. Primero les ofrecían un puesto de empleo en España y después les obligaban, bajo amenaza, a ejercer la prostitución en pisos para saldar las deudas ocasionadas durante el viaje. Las mujeres no superan los 35 años, proceden todas de la misma región del país latinoamericano y están ahora mismo siendo atendidas por los servicios de asistencia integral de los que dispone la Ertzaintza, responsable de la operación, en virtud con los acuerdos con Emakunde, Instituto Vasco de la Mujer.

Más información
La ruta vasca de la explotación de víctimas de trata
Euskadi abrirá este año un piso de acogida para mujeres víctimas de trata

La situación “llegó a ser tan asfixiante para las mujeres” que el pasado 11 de marzo decidieron escapar de uno de los pisos aprovechando la ausencia de los captores y “rompiendo para ello el candado que las retenía en una de las habitaciones”. Al regresar al piso para recoger sus enseres, una de las mujeres fue de nuevo “retenida, golpeada y encerrada en la habitación”. Momento en el que la Ertzaintza recibe una queja de los vecinos por “ruidos y molestias” y pone en pista al Área de Delitos contra las Personas de la Sección Central de Investigación y Policía Judicial de la Ertzaintza.

A las 48 horas, una pareja de origen colombiano era detenida por la Ertzaintza y también una tercera persona relacionada con la red de camino a uno de los pisos donde las tenían retenidas. El día 13 de marzo la pareja ingresó en presión a la espera de realizar otras diligencias, quedando todos en libertad con medidas cautelares a los siete días.

Todas procedentes de la misma región

Las cuatro mujeres procedían de la misma región de Colombia. Tres de ellas no llevaban más de dos meses en Vitoria y una de ellas acababa de cumplir un año. “Las engañaban ofreciéndoles un puesto de trabajo en España relacionado con el cuidado de personas mayores, después les obligaban a devolver los gastos del viaje prostituyéndose bajo amenazas”, explican los responsables de la operación. Además les “hacían consumir sustancias estupefacientes y alcohol para incitar a los clientes a realizar más gasto” y en todo momento eran sometidas a vigilancia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Es fundamental la colaboración de los clientes y la ciudadanía”

La últimas cuatro mujeres liberadas dentro de una red de trata con fines de explotación sexual contaban con las tarjetas que desde hace un año la Ertzaintza entrega con su contacto (677 999 555) en los lugares donde se ejerce la prostitución. Aunque la operación no ha partido de ellas, los responsables del Plan Especial contra la Trata de la Ertzaintza remarcan que es fundamental “la colaboración de los clientes y de toda la ciudadanía de denunciar cualquier indicio”. “El miedo a represalias de las víctimas les impide, en muchas ocasiones, denunciar su situación por eso necesitamos contar con la colaboración de toda la ciudadanía: desde los clientes a los vecinos que puedan sospechar que en su bloque de viviendas se utilizan pisos para la prostitución”, señalan los responsables del Plan.

La operación se ha llevado acabo por la División de Investigación Criminal de la Ertzaintza que durante el último año ha liberado a cinco mujeres, una de ellas menor de edad, de redes de trata que operan en el País Vasco. En los últimos diez años, más de 51 mujeres han sido liberadas y ahora mismo desarrollan un Plan Especial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual que busca salir al encuentro de todas las posibles víctimas. En total, estiman que pueden ser más de 1.800 las mujeres que ejercen la prostitución en Euskadi de las cuales 250 podrían ser víctimas de trata.

Las cuatro mujeres liberadas en esta operación se encuentran ahora mismo atendidos por los servicios de atención integran previstos por el Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde), en coordinación con la Ertzaintza.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS