Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un niño de cuatro años en el parque del Retiro al caerle encima un árbol que habían revisado los técnicos

Una mujer herida con una fractura de pierna al caerle una rama en La Latina

retiro
Policías y sanitarios, esta mañana, en la zona del accidente en el parque del Retiro. El árbol puede caído puede verse al fondo.

Un niño de cuatro años murió a mediodía de ayer al caerle encima un pino de gran porte en el parque del Retiro. El padre del menor, que iba alejado unos metros, sufrió una crisis de ansiedad. La concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés, afirmó que el ejemplar había sido revisado en los últimos días y que los técnicos habían ordenado 40 minutos antes el cierre del parque debido a las fuertes rachas de viento (de hasta 70 kilómetros por hora) que registró ayer la región. Sin embargo, varios testigos afirmaron a EL PAÍS que la zona seguía abierta y sin ninguna restricción cuando se produjo el accidente.

El accidente se produjo a las 13.30 cuando el pequeño iba montado en un patinete y se dirigía junto con su padre a la puerta de la Reina Mercedes, en la confluencia de la avenida de Menéndez Pelayo y la calle de Ibiza. En el acceso, había un pequeño cartel naranja en el que se lía “Alerta por fuertes vientos, zona restringida”. Antonio, un testigo que estaba corriendo por el parque, afirmó que a esa hora corría un viento muy fuerte. “Cuando estaba pasando por esa zona, he oído un ruido muy estruendoso y como un golpe seco. He girado la cabeza y ya he visto el árbol caído. La gente que estaba más cerca corrió a ese punto”, describió este corredor.

Cuando Antonio llegó junto al árbol caído, vio que había alcanzado al niño de lleno en la cabeza. La gente estaba intentando levantarlo para rescatar al pequeño, pero era imposible dado su gran porte. Dos personas estaban sujetando al padre. Este no paraba de gritar “mi hijo, mi hijo”, según el relato del testigo. “Yo también he tratado de levantarlo pero era imposible. Una persona ha traído una motosierra, pero tampoco ha podido hacer nada. El niño ya estaba muerto”, afirmó Antonio. Al lugar se desplazaron varias unidades móviles del Samur, que solo pudieron certificar la muerte, según Emergencias Madrid.

El testigo fue separando a la gente y aconsejando que no se acercaran al lugar del accidente. “He continuado corriendo y cuando iba por el paseo de coches, se ha caído otro árbol o una rama enorme. Al llegar a la puerta de la calle de Alcalá, no había nadie que impidiera el acceso. Entraba gente, a la que le he dicho que se diera la vuelta”, añade Antonio, que niega que se estuviera desalojando el parque a esa hora. “He estado corriendo por todo el perímetro de tierra y he pasado por varias puertas. No había ninguna sensación de cierre”, afirmó.

El padre fue trasladado a un hospital por una posible fractura en una pierna, dado que el árbol también le alcanzó a él. Un equipo de psicólogos le dio la noticia del fallecimiento del pequeño a la madre y atendió a los progenitores. La familia reside en Colmenar Viejo. El cuerpo del pequeño fue trasladado a las 15.10 al Instituto Anatómico Forense.

Otros testigos afirmaron por redes sociales que el parque estaba abierto cuando se cayó el pino y ningún empleado les obligó a abandonarlo. Este periódico pudo comprobar que pasadas las 14.30 algunos visitantes estaban dentro de la instalación, ajenos incluso al accidente mortal. Algunos residentes de la zona se quejaron de que el parque estuviera cerrado el miércoles y el jueves, cuando hubo viento menos fuerte, y abriera ayer en pleno vendaval.

“Momento muy triste”

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés, comparecieron con carácter de urgencia en el Palacio de Cibeles a las 15.30. La regidora afirmó que ayer se vivió “un momento muy triste” y que se encontraba “consternada y apenadísima” por la muerte del pequeño. De hecho, su gesto era visiblemente triste. “Estamos en contacto con la familia. Todo esto nos llena de dolor. Ahora queremos mostrarles nuestro sentimiento, nuestra comprensión y nuestra solidaridad”, dijo Carmena.

Sabanés también lamentó “profundamente” lo ocurrido y afirmó que el parque se encontraba en alerta naranja porque el viento superó los 85 kilómetros por hora. “Hemos evaluado los antecedentes y hemos decidido a las 12.57 que, al haber mucha humedad en la tierra y con vientos tan intensos, cerrábamos el parque”, explicó la edil.

La concejal afirmó que el árbol que mató al niño de cuatro había sido revisado en los últimos días, aunque no supo precisar la fecha exacta. También reconoció que se habían caído dos árboles durante la madrugada y algunos ejemplares más durante las jornadas anteriores. En los últimos días se han talado 21 árboles. “Hemos de calcular los niveles de riesgo y las necesidades de uso del Retiro, porque en sentido contrario también sería criticado un cierre permanente o continuado. No se pueden prever todas y cada una de las circunstancias”, añadió la edil.

Muere un niño al caerle un arbol en el Retiro
Manuela Carmena, durante su comparecencia de hoy en el Ayuntamiento de Madrid por la muerte de un niño en el Retiro.

Además del Retiro, también fueron cerrados ayer la Quinta de los Molinos, la Fuente del Berro, los jardines de Sabatini, la Quinta de Torre Arias y el Capricho. Hoy seguirán clausurados. Las caídas de árboles fueron continuas ayer en la capital. A la hora del accidente del Retiro, un varón de 34 años resultó herido en la calle de Caramuel (Latina) por otro árbol con fractura de tibia y fémur y contusiones. Fue trasladado al hospital Clínico con pronóstico reservado. Los bomberos de Madrid realizaron 160 intervenciones por el viento entre las 9.00 y las 19.30.

Cuatro muertes por caídas de árboles ramas en Madrid

El niño de 4 años fallecido hoy en Madrid tras caerle un árbol encima en el parque del Retiro supone la cuarta víctima mortal por sucesos de este tipo que ocurre en la capital en menos de cuatro años. Estos son los casos recopilados por la agencia Efe.

- 21 de junio de 2014. Fallece por aplastamiento un hombre de 38 años al desprenderse una rama de varios centenares de kilos de una acacia del Retiro. El fallecido se encontraba en el parque junto a sus dos hijos de corta edad.

- 8 de septiembre de 2014. Muere un hombre de 72 años abatido por una rama de un olmo que cuando caminaba por la calle Virgen de las Viñas, en el barrio de Santa Eugenia del distrito de Villa de Vallecas. Según el consistorio, el árbol había sido revisado 20 días antes y no presentaba daños.

- 12 de julio de 2016. Un hombre de 58 años muere a causa de un traumatismo craneoencefálico severo tras caerle encima la rama de un árbol cuando se encontraba sentado en un banco en una zona ajardinada de la calle Camino de Vinateros de Madrid.

- 24 de marzo de 2018. Un niño de cuatro años fallece al caerle encima un árbol en el parque del Retiro cuando el complejo estaba siendo desalojado por el fuerte viento.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información