Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía rescata a una adolescente que se colgó de un tejado para hacerse una foto

La menor quedó varios minutos paralizada agarrada a una viga

La joven quedó colgada de una viga.
La joven quedó colgada de una viga.

Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona junto con varios Mossos d’Esquadra de la comisaría del distrito barcelonés del Eixample protagonizaron el pasado 11 de marzo el rescate de una adolescente que tuvo la ocurrencia de colgarse de la una viga de un terrado para que un amigo le hiciera una foto. Sin embargo, la joven no fue capaz de volver al techo, por lo que los agentes tuvieron que acudir hasta allí para evitar un trágico desenlace, según ha informado la Guardia Urbana en un comunicado.

La joven de 14 años estaba junto a un compañero en el terrado de un edificio de ocho plantas del 293 de la calle Viladomat, en pleno Eixample barcelonés. Se sentó en la barandilla del mismo e intentó colgarse de la viga que sobresalía del edificio pensando que, después de que su compañero la inmortalizara fotografiándola con un teléfono móvil, podría regresar al terrado. Le fallaron las fuerzas, aunque consiguió descolgar sus pies sobre la cornisa de la fachada. Allí entró en pánico al darse cuenta que no podía regresar al terrado y que su amigo no podía ayudarla.

La joven en la cornisa del edificio
La joven en la cornisa del edificio

Según fuentes policiales, alguien se puso en contacto con el número de emergencias y hasta el lugar se desplazaron varios agentes de los Mossos y la Guardia Urbana. Los policías subieron al terrado para rescatar a la adolescente, muy nerviosa ante el riesgo de caer al vacío desde una altura de ocho pisos.

Los agentes consiguieron acceder al terrado agarrar a la joven de las manos y subirla “a pulso" hasta el interior del terrado, donde quedó a salvo. Allí, un equipo del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendió a la adolescente, que debido al tiempo que había permanecido colgada en la viga tenía lesiones leves en los brazos. Tras la temeridad, los agentes contactaron con los padres de la menor, que llegaron al lugar de los hechos y se llevaron a la adolescente a su casa.

Más información