Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro vías subterráneas conectarán el AVE entre Atocha y Chamartín en 2023

Fomento invierte 661 millones para reformar las terminales y permitir que los trenes crucen Madrid a través de un túnel ahora en pruebas

Varios trenes AVE en los andenes de la Estación de Atocha.
Varios trenes AVE en los andenes de la Estación de Atocha.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó este martes el proyecto de remodelación de la estación de trenes de Atocha. A partir de 2023, explicó, la terminal contará con una ampliación subterránea que la conectará con la estación de Chamartín, en el norte de la ciudad. Se crearán cuatro nuevas vías de alta velocidad, que pasarán por debajo de las calles de Madrid a través de un túnel de siete kilómetros, ahora en pruebas. "Atocha se convertirá en la estación vertebradora de la alta velocidad en España", afirmó De la Serna.

Las primeras obras comenzarán el mes que viene en la estación de Chamartín. Fomento quiere modificar cuatro enlaces para adaptar las vías al sistema internacional de alta velocidad. Después será el turno de Atocha. En la terminal sur, donde ahora circulan 22 millones de viajeros al año, se acometerá una intensa reforma: se ampliará la estación con cuatro nuevas vías y se remodelarán el vestíbulo y las zonas anexas.

La inversión pública será de 423 millones en Atocha y de 237 millones en Chamartín. El ministro también anunció que la conexión entre ambas estaciones se realizará a través del túnel subterráneo ya existente. Se trata de una infraestructura que tiene una profundidad de 40 metros y que ahora está "en fase de pruebas".

Fomento prevé que las obras —la remodelación de Atocha y la reforma de Chamartín— concluyan en 2023. A partir de ese momento, los pasajeros que por ejemplo viajen de Barcelona a León no harán transbordo, como ocurre en la actualidad (con una pérdida de tiempo de media hora). Tras la reforma, el flujo de viajeros por Atocha se duplicará. Ese nudo ferroviario se convertirá en "esencial para vertebrar el conjunto del país", dijo el ministro, quien incidió en que ya están en curso las primeras licitaciones. El objetivo es unir así los cuatro ejes ferroviarios españoles (norte, noreste, sur y levante).

Nuevo vestíbulo

La reforma de Atocha contempla tres fases de obras y una curiosidad: el traslado de las tortugas del estanque del vestíbulo. Los reptiles serán reubicados en el zoo de un pueblo de la Comunidad de Madrid y el estanque se cubrirá. Fomento también creará un nuevo acceso desde la calle de Méndez Álvaro, remodelará la marquesina histórica y reubicará algunos servicios. El aparcamiento exterior se convertirá en zona de taxis, y se creará otro espacio para los vehículos privados.

"Una vez en servicio este nuevo espacio, Atocha será el punto fundamental de interconexión de los diferentes corredores de alta velocidad con origen y destino tanto en el norte-noroeste como en el levante y sur peninsular", resumió Fomento.

Más información