Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro de Madrid ensaya la validación del billete con barreras abiertas

El sistema, similar al que funciona en el suburbano de Tokio, se extenderá más adelante a otras estaciones

Tornos en prueba permanentemente abiertos en la estación de metro de  Alsacia.
Tornos en prueba permanentemente abiertos en la estación de metro de Alsacia.

Metro de Madrid ha puesto en marcha en la estación de Alsacia (línea 2) una prueba piloto que consiste en dejar las barreras de acceso abiertas. Los viajeros deben validar su billete y, si no lo hacen, las puertas se cierran. La empresa pública quiere comprobar la efectividad y el ahorro que esta medida podría suponer en mantenimiento. Si la evaluación es positiva, la intención es implantarla en estaciones con gran afluencia de viajeros, como la del Estadio Metropolitano.

Quienes hayan visitado Tokio y se hayan desplazado en metro, habrán comprobado que allí funciona ya este sistema, ideal para permitir el paso rápido de usuarios y evitar esperas. Desde la semana pasada, la estación de Alsacia está probando el mismo método, tal y como explica una portavoz de Metro de Madrid. Todas las puertas de acceso están abiertas permanentemente; cuando llegan los viajeros, tienen que validar su título (tarjeta Multi o abono de transportes), y si alguno no lo hace, las puertas se cierran.

Carteles anunciando la medida en la estación de Alsacia de Metro de Madrid.
Carteles anunciando la medida en la estación de Alsacia de Metro de Madrid.

La empresa pública anuncia esta iniciativa a través de cartelería específica en la estación de Alsacia. “Con puertas abiertas valida tu tarjeta. Si no validas, las puertas se cierran”, se lee en los carteles. Para llevar a cabo esta prueba, Metro ha tenido que adaptar el software de las puertas de acceso, una solución “que prácticamente no tiene ningún coste”, según la portavoz de la compañía. Además, pretende comprobar cómo afectaría esta novedad a la partida de mantenimiento: la empresa calcula que la actividad de las puertas se reduciría un 75%, lo que supondría un gran ahorro.

La prueba se ha iniciado en Alsacia, una estación que tan solo registra una media de 3.000 viajeros al día (en la de Sol, por ejemplo, son 60.000). Hasta el momento, se está evaluando la reacción de los viajeros ante el sistema, con el fin de analizar si es viable para llevarlo a otras estaciones a partir del mes de marzo, y si funciona, trasladarlo a toda la red.

Sistema de validación sin tornos preparado en la estación de Estadio Metropolitano. ampliar foto
Sistema de validación sin tornos preparado en la estación de Estadio Metropolitano.

Según Metro, el objetivo de esta iniciativa es mejorar la fluidez del tráfico de viajeros a la hora de acceder a la estación, sobre todo en momentos en los que muchas personas a la vez quieren entrar en el suburbano, como ocurre en horas punta en las grandes estaciones del centro (Sol, Callao, Gran Vía, Ópera...) y también en los accesos de Santiago Bernabéu y Estadio Metropolitano cuando hay partido del Real Madrid o del Atlético.

Precisamente en la parada de Metropolitano, una estación nueva con muchos usuarios en momentos puntuales (unos 17.665 por día de partido), se van a probar otros sistemas de pago. Metro no confirma cuáles serán, pero ya se ha instalado un espacio de paso sin puertas, confiando en que los viajeros validen la tarjeta, como ocurre en Berlín u Oporto. “No hay nada definitivo todavía, habrá que estudiar los distintos sistemas para ver cuál funciona mejor cuando hay mucha demanda”, dice la portavoz.

Continúan los problemas en el aeropuerto

Largas colas en la estación Aeropuerto T1-T2-T3, el pasado viernes.
Largas colas en la estación Aeropuerto T1-T2-T3, el pasado viernes.

Desde el 1 de enero, cuando la tarjeta Multi sustituyó a los billetes de papel, la estación de metro de Aeropuerto T1-T2-T3 está viviendo jornadas de largas colas para acceder al suburbano. De hecho, Metro se ve obligado a vender justificantes de papel para tratar de acortar las esperas.

Una portavoz de la empresa pública señala que, a la espera de unas obras para ampliar el vestíbulo, se ha reforzado el personal para atender a los viajeros. Esta semana, afirma, está previsto que los supervisores comiencen a vender tarjetas Multi precargadas para que las colas vayan más rápido. Además, se van a instalar dos máquinas más de venta rápida, que son más fáciles de utilizar. Se trata de máquinas donde únicamente hay dos opciones, adquirir la tarjeta Multi cargada con un billete sencillo, o adquirir la tarjeta Multi cargada con un billete de diez viajes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información