Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los autobuses y BiciMad podrán pagarse con tarjeta de crédito en unos meses”

El gerente de la EMT asegura que los vehículos se incendian porque son muy antiguos

Álvaro Fernández Heredia posa en una estación de BiciMad situada en el carril bici de la calle de Santa Engracia. Ampliar foto
Álvaro Fernández Heredia posa en una estación de BiciMad situada en el carril bici de la calle de Santa Engracia.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) gestiona los autobuses urbanos, las bicicletas públicas de BiciMad —desde noviembre de 2016, cuando se municipalizó el servicio— y casi una veintena de aparcamientos. Álvaro Fernández Heredia (Madrid, 37 años) es el gerente de esta sociedad pública desde septiembre de 2015. Es doctor por la Universidad Politécnica de Madrid e ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.

Pregunta. ¿Es Madrid una buena ciudad para ir en autobús?

Respuesta. Tenemos una red excelente: 100% accesible y con el 98% de los ciudadanos a menos de cinco minutos de una parada. Metro cubre el 76%.

P. ¿Por qué arden los autobuses de la EMT?

“Estamos viviendo una guerra cultural por los cambios en movilidad”

R. Los autobuses arden en todas partes. El motivo principal es que en 2011, con el Gobierno del PP, se dejó de invertir en la compra de vehículos. Si los autobuses son más viejos, requieren más mantenimiento, pero tampoco se invirtió en ello. En 2015, la edad media de los buses llegó a ser de 9,6 años —antes de la crisis era de 6,2 años—. Este año, la edad media ha bajado, ya que en 2015 [con Ahora Madrid en el poder] se aumentó la flota. Antes, la edad límite de los autobuses era de 10 años, pero durante la crisis el Consorcio la aumentó hasta los 15 años. En 2016, el porcentaje de autobuses que tenían más de 10 años era del 20% y en 2017 ha aumentado hasta el 40%. Esos son los autobuses que pueden dar más problemas.

P. ¿Qué se puede hacer?

R. Ahora estamos en el peor momento, a consecuencia de las decisiones del pasado. Pero en 2015 empezamos un ambicioso plan de renovación: en cuatro años vamos a llegar a 1.000 autobuses nuevos. Es decir, renovaremos el 50% de la flota. Se están adquiriendo 250 buses al año, con un desembolso total de 460 millones de euros. Por otro lado, en dos años se han aumentado los contratos de personal de mantenimiento —un 9%, 104 trabajadores más— y la inversión ha crecido en este periodo un 18%. En 2017 y 2018 incorporaremos a 220 personas.

P. ¿Hay riesgo para los usuarios?

R. No. Los autobuses tienen un sistema de alarma que da tiempo al conductor a desalojarlos.

“Los autobuses arden porque son viejos. El PP no invirtió en la flota”

P. Los autobuses los suele usar gente mayor. ¿Cómo se puede seducir a los jóvenes para que los utilicen?

R. Somos de las primeras flotas del mundo en tener wifi en todos los vehículos, lo hicimos hace 12 años; Metro se lo empieza a plantear ahora. Además, acabamos de integrar las nuevas pantallas TCT, que nos van a permitir informar al usuario o que los jóvenes interactúen con el autobús.

P. ¿Qué hacen otras ciudades que todavía no hace Madrid?

R. En otros países las tarjetas funcionan como monedero, donde se recarga el saldo, y te cobran en función del tipo de viaje que realices. Así funciona ya BiciMad. La tarjeta Multi (que acaba de presentar el Consorcio) se parece, pero solo es un soporte diferente y con las mismas tarifas.

P. La ciudadanía pidió en una consulta el billete combinado. ¿Se hará?

R. Esa idea significaría que, cuando se hace un viaje, se pueda combinar bus y metro, igual que se pueden combinar varias líneas del suburbano. Actualmente, si cambias de autobús, pagas el doble: hay una tarifa disuasoria. La EMT opera buses, bicis y aparcamientos y nos interesaría mucho poder combinar estos servicios, con reducciones. El Ayuntamiento trasladó esa propuesta al Consorcio, pero dijeron que no.

P. ¿Se podrá pagar BiciMad con la tarjeta de crédito?

R. Sí, avanzaremos en ese sentido. También en los autobuses. La EMT es muy tecnológica y habrá incluso pago con móvil. El año pasado ya hicimos una prueba piloto en la línea 27 de la EMT y en la Exprés al aeropuerto. Hemos solicitado al Consorcio extenderlo a la red y a eso nos han dicho que sí.

P. ¿Tienen muchos roces con el Consorcio Regional de Transportes?

R. Muchos no, pero a veces no compartimos visiones. En 2016, la demanda de autobuses creció un 6%: 25 millones de viajeros más. A la vez, el incremento de la oferta [nuevas líneas o mayores frecuencias] propuesto por el Consorcio fue de solo un 0,8%. No lo entendemos. Hemos reclamado más inversión. 

P. ¿Por qué es tan difícil cambiar la movilidad urbana?

R. Estamos viviendo una guerra cultural con respecto al modelo de ciudad. El problema es que se politice el discurso en lugar de basarlo en datos y experiencias. La movilidad debería ser transversal, porque a todos nos interesa lo mismo: optimizar nuestros viajes para que sean lo más cómodos, baratos y cortos posibles.

P. Algunos han acusado al Ayuntamiento de cochefobia.

R. Se equivocan. El Ayuntamiento no hace una política cochéfoba, sino que está racionalizando el espacio urbano, donde se ha primado al coche. La movilidad no debe ser algo ideológico, sino que debe buscar la eficiencia: si en Madrid se usa el transporte público es porque resulta más eficiente que el coche. Solo el 26% de los madrileños van en coche a diario. Las personas que hacen esas declaraciones no tienen en cuenta la realidad. No se dan cuenta de que el gran olvidado en esta ciudad ha sido el peatón, [las piernas son] el transporte mayoritario. Peatones somos todos.

Propuestas para el Consorcio de Transportes

El pasado 27 de julio, la EMT se reunió con el Consorcio, la empresa pública que gestiona el transporte en la región y donde el Gobierno autonómico (PP) tiene mayoría. Según Fernández Heredia, la EMT ha propuesto al Consorcio “que la integración de soporte de BiciMad no sea solo con la TTP [el abono de transportes], sino también con la Multi, y que la red de comercialización de ambas tarjetas sean los tótems de BiciMad”.

“También hemos pedido que se permita el pago con tarjeta en los autobuses, un sistema que también valdría para BiciMad. Y la última propuesta que hemos lanzado es que la creación de un billete combinado. ¿Por qué no podemos crear un título integrado que una, por ejemplo, aparcamiento, bus y BiciMad?”, concluye Heredia.

Más información