Barcelona despedirá con una fiesta la estatua de Antonio López

Comediants amenizará la retirada de la pieza del naviero esclavista, que irá a un museo

Escultura de Antonio López en Barcelona
Escultura de Antonio López en BarcelonaMassimiliano Minocri

El Ayuntamiento de Barcelona celebrará una fiesta, el próximo 4 de marzo, en el transcurso de la cual se retirará la estatua dedicada a Antonio López, empresario naviero que comerció con esclavos, de la plaza homónima. Durante el acto, promovido por el Comisionado de Programas de Memoria y por el distrito de Ciutat Vella, se inaugurarán dos atriles donde se informará sobre la historia de la plaza.

El equipo de gobierno tomó el compromiso de retirar la escultura hace meses, después de que entidades y movimientos ciudadanos reclamaran durante décadas la supresión del monumento a un empresario del siglo XIX que se enriqueció gracias al tráfico de personas, procedentes de África, en Cuba. La intención del Consistorio era retirar el monumento el pasado diciembre, pero la junta electoral lo desaconsejó. Finalmente, será el domingo 4 de marzo.

“Retirar la estatua es una reivindicación de muchas entidades vecinales y es una manera de reconocer a muchos colectivos que en esta ciudad luchan contra el racismo y la xenofobia”, recordaba ayer el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello. “Una ciudad moderna y europea que quiere ser reconocida como ciudad refugio no puede homenajear a una persona de las características de Antonio López”, afirmó.

La fiesta de retirada del monumento al esclavista estará protagonizada por la compañía Comediants. Ese día, la estatua abandonará el pedestal y será trasladada al Centro de Colecciones del Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) donde quedará guardada con el resto del patrimonio de la ciudad.

La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, destacó ayer que en verano seguirá la reforma de la Via Laietana: “Comenzaremos las obras en la plaza Antoni Maura y de las esquinas para mejorar las aceras y también el tráfico de peatones”.

El Consistorio pretendía renombrar la plaza Antonio López como plaza de las Bullangues pero frenó la propuesta después de que la entidad Tanquem el CIE y la productora Metromuster iniciarán una campaña de recogida de firmas para llevar a la multiconsulta del próximo mayo una pregunta pidiendo que la plaza se llame Idrissa Diallo, el primer fallecido en el CIE de Zona Franca.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Antonio López, tras traficar con esclavos a principios del siglo XIX, se instaló en Barcelona, donde continuó sus actividades empresariales transportando soldados a diversas guerras coloniales. Alfonso XII le otorgó en 1878 el título de marqués de Comillas y en 1881 el de grande de España. Murió en 1883 y en 1884 ya se había renombrado la antigua plaza de San Sebastián con su nombre y colocado la estatua. En 1936 el monumento fue derribado, pero en 1944 fue reconstruido por el escultor Frederic Marès.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS