Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras en el Parque Central se retrasan y acabarán en verano

Las constructoras terminarán tres meses después por defectos en el granito de fuentes y canalizaciones

El Parque Central de Valencia, en obras el pasado mes de octubre.
El Parque Central de Valencia, en obras el pasado mes de octubre.

La Sociedad Parque Central de Valencia ha aceptado la petición de la UTE que construye la primera fase del parque, el 40 % del total, para ampliar el plazo de finalización a los meses de junio o julio por los defectos detectados en el granito negro de fuentes y canalizaciones, que ha tenido que ser subsanado.

Así lo ha aprobado este miércoles la comisión ejecutiva, que también ha abordado trasladar al consejo de administración una propuesta de la primera subasta de solares públicos, según han explicado el concejal de Urbanismo de Valencia, Vicent Sarrià, y el director general de Valencia Parque Central, Salvador Martínez.

Ambos han comparecido junto al director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, y Sarrià ha explicado que se detectó que había un problema en las tonalidades de las diferentes remesas del granito negro usado en fuentes y canalizaciones y que carecía del tratamiento para evitar que resbalara, por lo que se requirió subsanar ese defecto.

Ello ha obligado a la empresa a buscar una piedra similar en otras canteras y, según el edil, "en función del ritmo al que se pueda servir, el plazo será mas corto o más largo" pero oscila entre "cuatro o cinco meses", que era la petición inicial de la empresa.

"Barajamos junio-julio como el horizonte más lógico, luego vendría la recepción por parte del Ayuntamiento pero creo que estamos hablando de un plazo bastante razonable" porque "la inmensa mayoría" del parque está ejecutado, ha añadido.

Según Sarrià "es un problema puntual imputable a los proveedores de la empresa contratista", por lo que "no tiene que tener ningún coste para la sociedad".

El edil ha advertido de que la fecha de cuándo estará a disposición del público "no se puede poner" porque una vez acabada la obra, los servicios municipales tienen que evaluar el resultado final y ver que todo funciona, ante lo cual ha añadido: "Lo que no me cabe duda es que este año el parque estará abierto".

"La comisión ejecutiva entiende que lo principal no es ganar un mes o dos sino que se garantice que en una obra de esta envergadura e importancia para la ciudad, el resultado no tenga tacha", ha añadido.

Martínez ha explicado que la superficie afectada son 5.900 metros de fuentes y canalizaciones, más el acopio que hacen para mantenimiento, por lo que llega a los 6.000 metros.

Respecto a la subasta de las pastillas de suelo, el director general de Valencia Parque Central ha explicado que han avanzado a la comisión ejecutiva la propuesta que harán al consejo de administración, que incluye valoraciones, pero "sin muchos detalles" para evitar "movimientos especulativos".

Será el consejo el que, además de la "formalidad" de estudiar el pliego que regula la venta, determinará su estrategia de venta de los solares en lotes.

Ha explicado que el suelo de cargas urbanísticas "cubrirá el total del coste urbanístico del parque" pero con el suelo ferroviario y el aprovechamiento municipal de la cesión urbanística no aspiran a recuperar "más allá del 15 % de la obra ferroviaria".

Este proyecto está cifrado en unos 2.000 millones: 800 de la estación soterrada, 700 de túnel pasante y 300 de canal de acceso, según Martínez, que ha explicado que "se financia básicamente" con los presupuestos del Estado, además de con presupuestos municipal y autonómico.

El canal de acceso es el siguiente paso que se quiere abordar y, según Sarrià, la voluntad es que el próximo trimestre o cuatrimestre el consejo de administración "tenga sobre la mesa una propuesta acordada por los tres socios que permita su aprobación definitiva como adenda al convenio" y que trabajan en "afinar el coste y perfilar como ejecutarlo lo antes posible.

Más información