Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro instala luces LED en toda la red del suburbano

Con el cambio de iluminación se ahorrará el 60% del consumo energético y 3,8 millones de euros al año

Fluorescentes LED en la estación de Alonso Martínez, el pasado sábado.
Fluorescentes LED en la estación de Alonso Martínez, el pasado sábado.

Metro de Madrid ha completado la instalación de luces LED en todas sus estaciones. Es la primera red de transporte metropolitano que lo hace en España. En el proyecto ha invertido 6,1 millones de euros y tres años, tiempo que ha durado la sustitución de las antiguas. Los usuarios no notarán la diferencia, ya que la iluminación es la misma. Ni siquiera podrán ver las bombillas LED, incrustadas en unos tubos similares a los luminosos retirados. Donde sí lo notarán será en los bolsillos: supondrá un ahorro de 3,8 millones de euros cada año.

También se garantiza un ahorro energético de 45 millones de kilovatios (KWs) al año, el 60% del consumo actual. La cifra equivale a 13.800 hogares o al consumo anual de una ciudad como Soria. El sistema se ha colocado asimismo en los 10 depósitos que utiliza Metro para mantener los trenes. La Comunidad sostiene que la reforma permite incrementar la fiabilidad del alumbrado y reducir su mantenimiento, ya que cada tubo LED tiene una vida útil de 7,3 años, muy superior al año y medio de los retirados. Los residuos generados se reducen en dos tercios y la emisión lumínica de CO2 desciende en más de un 50%.

“La inversión estará amortizada en menos de dos años. Hay muchos beneficios porque, entre otras cosas, también descienden los costes de mantenimiento”, explica Laura Simón, responsable de Señalización y Energía en Metro Madrid. Y añade: “Hemos mantenido, y en algunos casos mejorado, los niveles de iluminación de las estaciones. También se ha conseguido la uniformidad lumínica de toda la red. A nivel técnico estamos muy contentos”, se congratula. Simón destaca el “gran éxito” de haber sustituido las bombillas de noche, lo que ha permitido que el servicio no tuviese interrupciones y que se compaginara con el mantenimiento. Sin embargo, el cambio llega con un año de retraso, ya que inicialmente se anunció que estaría ejecutado a finales de 2016.

“Empezamos a hacer estudios en 2008. Dos años después, y hasta 2012, implantamos algunos prototipos en nueve estaciones. No fue hasta 2014 cuando iniciamos un despliegue masivo. La instalación de las luces se ha completado a finales del año pasado”, rememora Simón. Los nuevos tubos tienen una longitud de 1,5 metros y, si los pusiéramos todos uno detrás de otro, se podría cubrir la distancia entre Madrid y Zaragoza. La implantación del sistema es una de las 12 medidas contempladas en el Plan de Ahorro Energético que Metro Madrid puso en marcha en 2012. “Desde entonces hemos gastado un 25% menos cada año en la factura energética”, asegura un portavoz del suburbano. En cifras, el ahorro ha sido de 50 millones de euros para una organización con un presupuesto anual cercano a los 1.000 millones.

Obras en el suburbano

Metro Madrid fue inaugurado el 17 de octubre de 1919 por el rey Alfonso XIII. Es la red más extensa de España, con una longitud de 294 kilómetros, y la tercera de Europa, solo por detrás de Londres y Moscú. El año pasado registró 626,4 millones de desplazamientos, un 7,2% más que en 2016. Este verano, seis años después de su último cierre, Metrosur clausurará tres meses 14 de sus estaciones para realizar mejoras. Será el cuarto tramo que lo haga en esta legislatura. En verano de 2016 se remodeló el túnel de la línea 1, con una inversión de 35 millones de euros. A principios de 2017 se hizo lo mismo con la línea 8, donde se invirtieron 20 millones y el pasado verano fue el turno de la línea 5, que vivió una remodelación integral que costó 66 millones.

Más información