Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pago con móvil en los parquímetros tendrá una comisión de un 10%

Los usuarios pagarán este incremento a partir del próximo 26 de febrero

Una mujer utiliza una aplicación móvil para pagar el estacionamiento en la zona SER.
Una mujer utiliza una aplicación móvil para pagar el estacionamiento en la zona SER.

Las aplicaciones móviles que permiten pagar por aparcar en las plazas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) cobrarán por primera vez a partir del 26 de febrero un 10% del importe del tique en concepto de comisión. Algunas de estas empresas han anunciado hoy la medida a sus usuarios a través de correos electrónicos y notificaciones. El Ayuntamiento de Madrid, por su parte, aprobará una instrucción para regular los requisitos que regirán esas plataformas, aunque recalca que “no recibirá ningún ingreso” por el cobro de estas comisiones. El pago directo en los parquímetros no sufrirá incrementos.

En la capital son cuatro las concesionarias que permiten pagar con el móvil los estacionamientos en las plazas azules y verdes. Se distribuyen en las cuatro zonas de Madrid (noroeste, noreste, suroeste y sureste) y desde el 26 de febrero cobrarán por su servicio: un 10% de comisión que recaerá sobre los usuarios. Algunas aplicaciones incluirán en ese recargo el IVA correspondiente (21%), mientras que otras lo añadirán aparte. De esta forma, si un usuario de este servicio tiene que pagar un euro, el precio oscilará entre 1,10 euros de la primera opción y el 1,12 euro de la segunda. Además, algunas operadoras cobrarán su comisión nada más recargar el monedero, mientras que otras lo repercutirán cuando se pague un tique determinado.

Esta regulación surge a raíz de una denuncia ante el Consistorio y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) presentada por EasyPark, firma de origen sueco que ya opera en muchas ciudades europeas. Dicha empresa estaba interesada en entrar en el mercado del pago por aplicaciones de la capital. La CNMC derivó el asunto al Servicio de Competencia de la Comunidad de Madrid. Fuentes del sector de los parquímetros afirman que el Ejecutivo autonómico resolvió que el Ayuntamiento facilitara la libre concurrencia de distintos operadores a los adjudicatarios del servicio. Es decir, que el Gobierno regional diferenció entre el pago vía móvil del SER y el pago directo en el parquímetro.

Un portavoz de la Consejería de Economía ha explicado que el servicio de la competencia autonómico tan solo tiene que remitir un informe a la CNMC, que es el organismo que dictaminará sobre la cuestión planteada por EasyPark. Ahora mismo están recabando las alegaciones de todas las partes y hasta la fecha no han redactado ningún informe. Tampoco se sabe cuándo podrá remitirlo a la Comisión Nacional.

Coincidencia en el anuncio del sobrecoste

Un hecho que llama la atención es que todas las operadoras han anunciado que repercutirán la misma comisión: un 10%. Fuentes de dos empresas han explicado que con ese dinero se pretende pagar el desarrollo tecnológico y las licencias por el uso del software del GPS y de los servidores para dar servicio a las aplicaciones.

Las compañías también lo justifican en que esa comisión les permite “llevar a cabo todo el desarrollo y trabajo asociado a la app para intentar ofreceros siempre el mejor servicio”. “La tendencia es que se pague una pequeña comisión por poder usar el móvil, ya que es un método de pago más cómodo y un servicio extra que tiene un coste porque ofrece ventajas”, concluyen las empresas.

El Ayuntamiento ha anunciado que aprobará una instrucción que impulsará la liberalización del sector, de manera que todas las compañías interesada pueden libremente acceder a él. Aun así, el Área de Medio Ambiente, dirigida por Inés Sabanés, recalca que el Consistorio no recaudará nada del pago de esas comisiones. “El Ayuntamiento no recibirá ningún ingreso por el cobro de estas comisiones y los usuarios podrán seguir utilizando los parquímetros, en los que se mantienen los precios”, ha explicado.

Otros servicios, exentos

Las firmas que operan en Madrid han anunciado hoy a sus usuarios la inclusión de dicha comisión. Telpark, por ejemplo, ha explicado que cuando el Consistorio tenga lista su instrucción, “el coste de prestación de los servicios de pago será soportado total o parcialmente por los usuarios de dichas aplicaciones”. Esta comisión será, no obstante, aplicable “únicamente al pago de estacionamiento en la vía pública, quedando exentos de comisión el resto de servicios”, precisa esa sociedad. 

Madrid se sumará así a otras 16 poblaciones (como San Sebastián de los Reyes, Palencia, Illescas y Tarragona, entre otras) en las que estas aplicaciones cobran por su servicio. En estos casos, por otro lado, la cuantía de dicha comisión es “variable y notificada al cliente a través de la propia aplicación en el momento previo del pago”, según relata Telpark.

Fuentes de la compañía añaden que existen dos modelos. En uno de ellos, los Ayuntamientos asumen los gastos de desarrollo y explotación de las aplicaciones para móviles, mientras que en el otro estos costes se repercuten en los usuarios finales. La gestión, control y mantenimiento del SER se realiza por el Ayuntamiento mediante gestión indirecta a través del denominado Contrato Integral de Movilidad. Las concesionarias —hasta hoy cuatro Uniones Temporales de Empresas (UTE)— tienen el deber de desarrollar, implantar y mantener una plataforma integral (que funcione tanto para Android como iOS) que almacene el tiempo de estacionamiento de cada vehículo, la ampliación de tiques y los protocolos de contaminación.

El Ayuntamiento ha explicado que, tras la aprobación de la instrucción, todas las firmas interesadas en entrar en ese mercado tendrán vía libre. “Cualquier empresa titular de una aplicación interesada en colaborar en la recaudación de la tasa del SER podrá hacerlo siempre que cumpla los requisitos de esta instrucción”. Es decir, el Consistorio deja el camino libre para que Easy Park pueda entrar en la capital y se adelanta a la decisión que tome la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, ante la posibilidad de que esta pueda poner en cuestión los actuales contratos que rigen la zona SER.

Cuatro tarifas y dos zonas en el SER

El Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de Madrid está diferenciado entre la zona verde (residentes, más cara) y la azul (visitantes, más económica). A ello se unen cuatro tipos de vehículos.

Vehículos de cero emisiones. No pagan la tasa de aparcamiento, al igual que los ciclomotores y motocicletas.

Con etiqueta ECO. Gozan de una reducción del 50% en el precio. Se trata de híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural comprimido o licuado (GNC y GNL), o vehículos de gas licuado del petróleo (GLP).

Con etiqueta C, B y A. Los primeros vehículos pagan un 10% menos, mientras que los B no tienen reducción ni recargo. Los A están penalizados con un sobrecoste del 25%.