Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós gallo, hola perro, feliz año

La capital se llena de actividades por el Año Nuevo chino, organizado por la Embajada de China y el Ayuntamiento

Año nuevo chino
Rita Maestre junto al embajador chino, Lyu Fan, en la inauguración de las celebraciones del Año Nuevo Chino.

Nos deja el Gallo Rojo de Fuego y llega el Perro de Tierra, así que feliz año nuevo. Al menos para la comunidad china, que en Madrid suma alrededor de 60.000 personas, se acerca eso que aquí llamamos Nochevieja y que al modo oriental es algo bastante diferente, aunque una fiesta al fin y al cabo. Una celebración cada vez más seguida por ciudadanos de todo origen y cultura, que el año pasado reunió hasta 350.000 participantes en actividades diseminadas por toda la ciudad, pero sobre todo concentradas en el distrito de Usera, donde se afinca la mayoría de las familias chinas (unas 6.000 personas). Lo que llaman el Chinatown madrileño ya se va llenando de farolillos rojos en señal de celebración.

“Se acerca el Año Nuevo y estas celebraciones son una muestra de apertura e inclusión con respecto a la comunidad china y un ejemplo de aprendizaje entre ambas civilizaciones”, dijo ayer el embajador chino, Lyu Fa, en el evento de presentación de las actividades organizadas por la Embajada de la República Popular de China y el Área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid. “Además, es una señal de las buenas relaciones bilaterales entre ambos países”, añadió.

La tradición de la celebración el Año Nuevo tiene en la cultura china cerca de 4.000 años de antigüedad y más que con el solsticio de invierno, como en Occidente, tiene que ver con la llegada de la primavera (de hecho también se le llama Festival de la Primavera) y con los ciclos del calendario lunar. “Esta celebración es una forma de demostrar que esta ciudad es especialmente rica y de potenciar la convivencia de vecinos de diferentes procedencias”, dijo la portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, después de degustar té chino, observar el trabajo de un preciso calígrafo o conocer el menú típico de estos fastos: delicia de pato crujiente, dim sum, arroz de hoja de bambú o solomillo en salsa de soja dulce, en una florida mesa también decorada con peluches de perritos o pimientos de tela con brillos dorados.

Entre las actividades programadas por el Ayuntamiento en Usera, con un presupuesto de 250.000 euros, está el gran desfile con la participación de 1.200 artistas y varios dragones y leones tradicionales, la Gran Gala de Año Nuevo con 50 actuaciones, una feria tradicional (todo ello este domingo), la Ceremonia del Amanecer en el parque de Pradolongo (el sábado) o la vistosa Ceremonia de los Farolillos, en el mismo parque y consistente en lanzar un deseo en forma de farolillo sobre la superficie del lago. El barrio se llenará de grandes esculturas luminosas de bambú, osos panda y otros motivos tradicionales de la milenaria cultura de ojos rasgados. Todo organizado en colaboración con vecinos y asociaciones del barrio.

Por su parte la Embajada destaca la tradicional Feria China de plaza de España (días 24 y 25), el concierto de Año Nuevo (miércoles) a cargo de la orquesta de cámara SZSO en el Auditorio Nacional o las jornadas gastronómicas China Taste, en las participan más de 16 restaurantes de calidad hasta el 11 de marzo. Gran cantidad de actividades para popularizad la cultura china en España se celebrarán en Centro Cultural de China en España (General Pardiñas, 73).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información