Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Salinas, histórico jefe de Turismo Valencia, imputado por la presunta malversación de 600.000 euros

El juez investiga si financió irregularmente la campaña de Rita Barberá en 2007

José Salinas (izquierda), con Rita Barberá y Michel Bonnefous en 2004.
José Salinas (izquierda), con Rita Barberá y Michel Bonnefous en 2004.

El juez que investiga la financiación presuntamente irregular de las campañas electorales del PP en la ciudad de Valencia ha citado como imputado por la presunta malversación de 617.000 euros a José Salinas, histórico responsable de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau, a cuya dirección accedió en 1990 y no abandonó hasta 2015.

El magistrado Víctor Gómez trata de averiguar si, como se desprende de los indicios reunidos por la Fiscalía Anticorrupción, la fundación que dirigía Salinas financió con fondos de origen público la campaña de las elecciones que Rita Barberá ganó en 2007.

Fuentes de la investigación destacan la gran opacidad que envuelve el ente, así como la falta de documentación relativa al prepuesto que manejó. Sobre el fin dado a lo 617.000 euros bajo sospecha solo existen en la fundación Turismo Valencia unos apuntes contables relativos a las transferencias realizadas a Laterne Product Management, pero nada sobre qué se pagó con ellos. No hay contratos, ni los empleados que han sido llamados a declarar han sabido explicarlo.

En la causa sí obra, paralelamente, el reflejo en la contabilidad de Laterne de esos pagos que recibió de Turismo Valencia.

Laterne fue la empresa que organizó la campaña electoral del PP aquel año, usando presuntamente 2,6 millones de euros aportados irregularmente por empresas que tenían contratos del Ayuntamiento y por entidades municipales, como Turismo Valencia.

La citación de Salinas se basa en el razonamiento, según las fuentes, en que alguien tiene que ser responsable del destino de los 617.000 euros.

El ex director gerente de Turismo Valencia accedió al cargo en 1990, al final del mandato de los socialistas en el Ayuntamiento, y permaneció en el cargo hasta que el mismo partido lo destituyó en 2015. Entremedio Salinas, convertido en hombre de confianza de Barberá, llegó a cobrar cerca de 160.000 euros al año gracias a los dos sueldos que tenía, ya que además de Turismo Valencia dirigía el Palacio de Congresos de Valencia, también municipal.

Instituto Valenciano de Vivienda

El Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia que dirige Gómez ha recibido otra respuesta de una entidad del sector público que apunta a nuevas irregularidades. Se trata del Instituto Valenciano de Vivienda, que pagó 50.000 euros en 2006 a City Marketing Conseil SPRL, una extraña sociedad creada por el mismo dueño de Laterne, Vicente Tormo, domiciliada en Bruselas y que no tuvo trabajadores, a pesar de lo cual recibió pagos de entidades públicas.

Según la respuesta entregada al juzgado por la entidad (ahora integrada en la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat), ningún funcionario ordenó el pago a la empresa con sede en Bruselas, sino que se trató de una decisión adoptada directamente por la gerencia del Instituto Valenciano de Vivienda por supuestos trabajos de marketing.