Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Modificado el cartel del carnaval de Terrassa acusado de machismo

La entidad privada organizadora de la fiesta asegura que lo hace por censura

El cartel del carnaval de Terrassa, antes y después del cambio.
El cartel del carnaval de Terrassa, antes y después del cambio.

La entidad organizadora del carnaval de Terrassa, La Confraría mascarada, ha cambiado este sábado la imagen del polémico cartel para anunciar los carnavales de la ciudad. El cartel, que fue presentado el pasado jueves había sido duramente criticado por machista tras hacerse público el resultado en las redes sociales. Tanto, que el propio Ayuntamiento de la ciudad pidió que se procediera a su retirada por la "banalización de la violencia sexual implícita y la objetualización que se hace del cuerpo de la mujer". En la imagen del cartel, realizado por Xavi Suárez, escogido por votación popular por cerca de 1.500 personas que pasaron por delante de los finalistas en la calle Major de Terrassa se podía ver a una mujer desnuda, cubierta solo por un antifaz y tres manos que le tapan los pechos y sus genitales. Unas manos de color rojo, azul y naranja que el propio autor del cartel aseguró que representan los colores de las tres fuerzas constitucionalistas. De hecho, el cartel se llama '155 sombras', aludiendo al famoso artículo de la Constitución aplicado tras la declaración de la república catalana. Por si había dudas, la mujer lleva un antifaz de color amarillo, el de moda de los independentistas catalanes, y saluda haciendo una peineta con su mano derecha.

Tras la polémica desencadenada, la entidad responsable del cartel y de las populares fiestas en Terrassa ha emitido un comunicado via Facebook en la que anuncia que "a partir de las presiones y amenazas que estamos recibiendo, nos vemos obligados a que el cartel ganador por votación popular quede censurado".  Y dicho y hecho. Al lado del texto de la entidad aparece la nueva imagen del cartel: la misma que había salido ganadora pero cubriendo el cuerpo de la mujer con una enorme cuadrado negro en el que se puede leer "censurada". 

En el comunicado hecho público La Cofraría Mascarada reivindica su labor en la organización del carnaval, explica cómo fue el proceso para escoger el polémico cartel y asegura que su elección se enmarca dentro de "un proceso participativo en el cual el pueblo es el verdadero protagonista y la Confraría Mascarada se limita a cumplir con lo que el ciudadano libremente decide".

Desde la entidad lamentan "la lectura que se está haciendo desde diversos sectores, donde queda evidente que a la sociedad actual, la censura por motivos ideológicos y partidistas todavía está viva. En ningún momento hemos considerado que el cartel es ofensivo y vejatorio tal y como se está difundiendo a las diferentes redes sociales y medios de comunicación". Y remachan asegurando que "estamos totalmente en contra de cualquier acto machista y de violencia patriarcal".  

Después de que el Ayuntamiento de Terrassa pidiera la retirada del cartel, a última hora de este viernes el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades y la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, exigieron también su "retirada inmediata" porque es "vejatorio" para las mujeres. En su cuenta de Twitter la ministra aseguró "Exijo a @ajterrassa que retire inmediatamente el cartel para las fiestas de carnaval. Es intolerable, indignante y vejatorio que se utilice nuestros cuerpos como objeto sexual. #ToleranciaCero". También pidieron la retirara otras entidades de la ciudad como el colectivo Arran de Terrassa, que asegura que el cartel "cosifica, hipersexualiza y promueve" la violencia machista contra las mujeres, y subraya: "en carnaval no todo vale".