Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ernest Maragall, Raül Romeva y Antoni Castellà, en la quiniela para presidir el Parlament

La presidencia tendrá un papel clave si Junts per Catalunya insiste en una investidura telemática de Carles Puigdemont que no está contemplada en el reglamento

Antoni Castellá, Ernest Maragall y Raül Romeva.
Antoni Castellá, Ernest Maragall y Raül Romeva.

A seis días de la sesión de constitución del Parlamento catalán la incógnita sobre quién presidirá la Cámara sigue sin resolver. La decisión de Carme Forcadell de no revalidar el puesto, que ha comunicado este jueves, abre el paso a otros candidatos y en las quinielas surgen nombres como el del exconsejero socialista y candidato electo por Esquerra Ernest Maragall o el exconsejero de Exteriores Raül Romeva. La presidencia del Parlament tendrá un papel clave si Junts per Catalunya insiste en una investidura telemática del expresidente Carles Puigdemont y que no está contemplada en el reglamento.

El separatismo, con 70 diputados de 135 diputados, planea que Esquerra Republicana ocupe dos puestos en la Mesa del Parlament, entre ellos la presidencia. Quien presida la Cámara es quien tiene la última palabra sobre cómo interpretar el reglamento del Parlament, entre otras cosas. Durante la última legislatura, la oposición consideró que Forcadell siempre había favorecido las posiciones del independentismo.

El partido republicano oficialmente no confirma ningún nombre. Todo a la espera de que Forcadell tomara una decisión al respecto a su futuro. Desde ERC, de hecho, dicen que quieren primero asegurar la mayoría independentista en la Mesa y después entrar a hablar de nombres. Si los ocho diputados en Bruselas o en prisión no pueden participar, dependerían del voto de los comunes. Pero son pocos los dispuestos a aceptar un cargo que implica tomar decisiones con serias consecuencias legales.

Ernest Maragall. El veterano político es el diputado con más edad entre los 135 electos, 75 años. Por ello presidirá la Mesa de edad, el órgano que vela por las votaciones de conformación del Parlament. El exsocialista —dejó el partido en 2012 por las diferencias sobre cómo se abordaba el soberanismo en el PSC— ya había sido eurodiputado por Esquerra. En su partida, Forcadell sugirió que su sucesor o sucesora debería estar libre de causas judiciales. El hermano de Pascual Maragall y exconsejero de Educación cumpliría con esta condición.

Raül Romeva. El exconsejero de Asuntos Exteriores y Relaciones Institucionales de la Generalitat es otro de los candidatos que se han puesto sobre la mesa. El exeurodiputado por Iniciativa tiene el problema que sobre él sí pesa una causa judicial, la misma que sobre Forcadell. Romeva, de hecho, estuvo en prisión provisional y salió tras pagar una fianza. En 2015, cuando ERC y la extinta Convergència pactaron Junts pel Sí, Romeva fue su cabeza de cartel, lo cual implica que genera gran consenso.

Antoni Castellà. El líder de Demòcrates, los democristianos independentistas, es otro de los candidatos. Castellà abandonó Unió Democrática y había sido secretario de Universidades de la Generalitat. Demòcrates decidió ir a la lista de ERC en las últimas elecciones como independientes. Castellà era el número 15 por Barcelona.

Más información