Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento del Trabajo abre un expediente de expulsión a Cecot

La organización vallesana tiene 15 días para justificarse antes de que se decida sobre su continuidad en la patronal

El presidente de Cecot, Antoni Abad.
El presidente de Cecot, Antoni Abad.

Las costuras de la difícil relación entre Fomento del Trabajo y Cecot están a punto de estallar. La patronal que preside Joaquim Gay de Montellà decidió este lunes abrir un expediente que puede acarrear la expulsión de la organización vallesana que dirige Antoni Abad. Oficialmente, esa actuación obedece a que Cecot habría infringido, según la junta directiva de Fomento, el acuerdo por el que se comprometía a ceñirse a su ámbito territorial. Sin embargo, las diferencias políticas a raíz del procés han deteriorado las relaciones entre las dos entidades.

Esta no es la primera vez que Cecot está al borde de la expulsión, pero nunca lo había estado tan cerca. Este lunes la Junta Directiva de Fomento aprobó por 42 votos a favor y nueve en contra la apertura de un expediente que puede acabar suponer que “deje su condición como socio colectivo de la patronal catalana”, según informó Fomento en un comunicado en el que se refería a que la mayoría del órgano consideró que la entidad había vulnerado “las normas de funcionamiento de la confederación en el ámbito territorial”.

Estas normas se aprobaron el pasado mes de marzo. Entonces, ambas entidades sellaron la paz por enésima vez con un acuerdo que regulaba la actividad territorial de Cecot. Lejos de solventarse, las diferencias entre ambas organizaciones han crecido desde entonces. Fomento ha sido muy crítica con el procés, mientras que Cecot apoya el derecho de autodeterminación y apoyó los llamados “paros de país” del 3 de octubre desde la Taula per la Democràcia. Además, Abad se ha postulado para la presidencia de Fomento. Cecot tiene ahora 15 días para justificar su actuación.

Fuentes consultadas de la patronal explican que la gota que colmó el vaso fue, en esta ocasión, la carta que Abad remitió al ministro de Economía, Luis de Guindos, para criticar su medida de que las empresas pudieran realizar cambios de domicilio social sin pasar por la Junta de Accionistas. Cecot no critica a las empresas que siguieron esa vía, pero sí que el Gobierno facilitara que lo hicieran sin el consentimiento expreso de todos los propietarios. Fomento ve en esa carta otra extralimitación de Cecot, al considerar que las relaciones con el Ministerio son competencia de las patronales CEOE y Cepyme, y no de Cecot.