Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio de Culla, en Castellón, se estabiliza tras quemar 400 hectáreas

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pide más prudencia que nunca para evitar fuegos forestales

Vista de la zona tras el incendio.
Vista de la zona tras el incendio.

El incendio forestal declarado ayer en el término municipal de Culla (Castellón) ha sido estabilizado a las cuatro de la tarde de este sábado tras 24 horas activo y 400 hectáreas quemadas, ha informado el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que se ha desplazado este sábado al Puesto de Mando Avanzado del incendio, ha agradecido a los efectivos que forman parte del operativo su "esfuerzo abnegado" para sofocar el incendio en marcha en este término municipal castellonense desde la tarde de ayer. "En estos momentos las previsiones son favorables", aunque, ha admitido, "siempre está condicionado a la acción del viento, que ha sido el motor de este incendio".

Puig ha insistido en que es fundamental que todos seamos conscientes del riesgo de incendio, "estamos en un momento de estrés hídrico enorme, los efectos del cambio climático son evidentes y, por tanto, tenemos que ser más prudentes que nunca. Hay un peligro enorme. La situación climatológica y ambiental actual hace que las condiciones de extinción sean parecidas a las que afrontamos en un mes de junio", ha dicho.

Una de las casas afectadas por el incendio de Culla. ampliar foto
Una de las casas afectadas por el incendio de Culla.

El presidente valenciano no ha descartado que el incendio haya sido provocado por la mano del hombre, aunque las causas están siendo investigadas todavía por los técnicos. De cualquier modo, Puig ha recordado que, a falta de determinar el origen del fuego en Culla, es sabido que el 80% de los incendios forestales tienen que ver con la acción humana, "por tanto, tenemos que ser conscientes de los riesgos y tomar todas las precauciones posibles", ha subrayado.

Acerca del bombero que ayer resultó herido de gravedad en los trabajos de extinción -tiene un 20% del rostro con quemaduras y permanece ingresado en la Unidad de Quemados del Hospital La Fe de Valencia-, Puig lo ha calificado de "persona ejemplar" porque es bombero profesional y después de su turno de trabajo se unió el viernes como voluntario para sofocar el incendio. "Tenemos gente magnífica que está luchando por mantener nuestro patrimonio natural. Esperamos que se recupere lo más rápido posible y tiene, desde luego, todo nuestro cariño y afecto", ha dicho el presidente valenciano. 

Vuelta a casa de los desalojados  

Los vecinos de las 20 masías desalojadas por el incendio podrán volver a sus casas a partir de esta tarde, igual que los alojados en el hotel rural que también fue evacuado de forma preventiva. Así lo ha asegurado a Efe el alcalde de la localidad, Víctor Fabregat, quien ha destacado que finalmente el fuego solo ha afectado a matorral y se han podido salvar tanto el pinar como los cultivos existentes en la zona.

El presidente Ximo Puig y el resto de equipo de extinción de incendios en el puesto de mando avanzado de Culla.  Imagen de Emergencias de la Generaltiat. ampliar foto
El presidente Ximo Puig y el resto de equipo de extinción de incendios en el puesto de mando avanzado de Culla. / Imagen de Emergencias de la Generaltiat.

Fabregat ha informado de que una de las masías ha quedado totalmente afectada por el fuego y en otras siete las llamas se han quedado a las puertas, mientras que el resto de viviendas y el hotel no se han visto afectados.

A partir de esta tarde, los vecinos podrán ir volviendo a sus casas con prudencia, y entre hoy y el domingo también podrán hacerlo las personas que estaban alojadas en el hotel rural, quienes podrán celebrar allí la Nochevieja.

El Gobierno central ha destinado a lo largo de este año 850.000 euros para restaurar más de 7.300 hectáreas quemadas en incendios forestales ocurridos entre 2016 y 2017. Castellón ha absorbido más de la mitad de esos fondos, con 450.000 euros, para regenerar las áreas quemadas en los fuegos de Artana y Segorbe.

Más información