Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un niño jugando con unos fogones causó el incendio con 12 muertos en Nueva York

Cuatro de los fallecidos son de corta edad en un fuego en un edificio de apartamentos en el Bronx

Una escena del edificio del incendio. REUTERS

Un niño de tres años jugando con unos fogones de cocina causó el incendio que mató la noche del jueves a 12 personas en un edificio de apartamentos en el barrio neoyorquino del Bronx. El fuego, el más devastador en Nueva York desde 1990, se originó en la primera planta del inmueble y se propagó con virulencia a las plantas superiores, atrapando a los vecinos en un infierno dramático.

“El fuego se desató, la madre no era consciente de ello y fue alertada por el niño gritando”, explicó este viernes a la prensa el comisario del Cuerpo de Bomberos de Nueva York, Daniel Nigro. “Ella se marchó del apartamento con un niño de dos años y el de tres años. Dejó la puerta abierta, lo que hizo que el fuego se propagara rápidamente hacia arriba por las escaleras. La escalera actuó como una chimenea y la gente [en las plantas superiores del edificio] tuvo muy poco tiempo para reaccionar”.

Hay otras cuatro personas heridas de gravedad, que “están luchando por su vida” en el hospital, según anunció el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. Entre los fallecidos, hay cuatro niños (de un año, dos, siete y de una edad desconocida) y un adolescente. También murieron mujeres de 19, 37 y 63 años, así como cuatro hombres, cuya edad no ha sido revelada por las autoridades.

Ambrozia Stewart, una de las residentes en el edificio, explicó al diario The New York Times que murieron su hija, de 37 años, y tres nietos (de dos, siete y 19 años). “¿Qué voy a hacer? He perdido a cuatro personas”, lamentaba. Todos formaban parte de una familia jamaicana que tenía a 13 integrantes viviendo en el inmueble. El yerno de la mujer está hospitalizado en estado de coma.

Otros testimonios dibujaron un paisaje dramático. "Oí a una mujer gritar: 'Estamos atrapados. Ayudadnos'", dijo Jamal Flicker a The New York Post.

El fuego se originó poco antes de las 19.00 de la tarde hora local en el edificio, con 25 apartamentos y construido en 1916. El inmueble se encuentra a una cuadra del zoo del Bronx y no tiene ascensor, según los datos de registro.

El comisario Nigro insistió en la importancia de no dejar a niños sin supervisión de adultos y de cerrar la puerta de un apartamento en caso de incendio, lo que, aseguró, habría minimizado la tragedia. “Cuando hay un incendio, debes cerrar la puerta cuando te marches porque, si no lo haces, el resultado es lo que ocurrió aquí anoche”, subrayó.

Los bomberos tardaron tres minutos en llegar al edificio y rescataron a 12 personas. Cerca de 170 efectivos se desplazaron al 2363 de Prospect Avenue para participar en las tareas de contención del fuego, bajo temperaturas de nueve grados negativos e intensos vientos, que también contribuyeron a atizar las llamas.

El edificio de cinco plantas había incumplido las normativas de la ciudad por tener roto en un apartamento un detector de humo y otro de monóxido de carbono, según el Times. Sin embargo, el alcalde De Blasio explicó que aparentemente no se puede atribuir el fuego a esas violaciones o a fallos en el inmueble. “Lo que hemos visto de momento es que no había nada problemático”, dijo a una emisora local.

El incendio es el más grave en Nueva York desde la tragedia en 1990 en una discoteca latina -ubicada muy cerca del edificio-, en la que las llamas mataron a 87 personas. El balance de muertos también supera a los 10 fallecidos, nueve de ellos niños, en un incendio en 2007 en un edificio residencial en el Bronx causado por una estufa.

Más información