Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los deseos de independencia caen al 14% en Euskadi tras la crisis catalana

Los vascos se muestran muy críticos con el 'procés' y están divididos ante la aplicación del 155

María Silvestre, Brauli Gómez y Xabier Landabidea, en la presentación del último Deustobarómetro.
María Silvestre, Brauli Gómez y Xabier Landabidea, en la presentación del último Deustobarómetro.

Los deseos de independencia han caido en Euskadi hasta el 14%, tres puntos porcentuales menos que hace solo seis meses. Este retroceso en las aspiraciones secesionistas de los vascos se ha producido precisamente en plena escalada soberanista en Cataluña. En estos momentos, un 23% apoyaría en un referéndum la constitución de Euskadi como un estado independiente, frente a un 43% que votaría en contra de esa opción, según los datos del último barómetro sociológico realizado por la Universidad de Deusto.

La encuesta semestral, realizada entre los días 21 y 30 de noviembre, cuando ya habían pasado los principales hitos del proceso independentista catalán, revela que un 39% de la población vasca desea participar en una consulta sobre la independencia, frente a otro 43% que no le gustaría. De celebrarse, la mayoría (un 42,6%) se decantaría en contra de separar se de España, mientras que un 23% apoyaría la independencia y un 10,7% se abstendría. Más de tres de cada cuatro de lso encuestados (un 78%) ve poco o nada probable que Euskadi sea independiente en 2030, frente al 8,9% que lo considera muy o bastante probable.

Para el 46,8% de los vascos, el encaje de Euskadi en el Estado español pasa "obligatoriamente" por la reforma de la Constitución española. Un 38,7% está muy o bastante de acuerdo con que la soberanía de la ciudadanía vasca no puede estar supeditada a la legalidad española, frente al 34,2% que opina lo contrario, según han explicado hoy María Silvestre y Brauli Gómez, responsables del Deustobarómetro. Este estudio se realizó mediante encuesta online a una muestra de 1.000 personas.

El informe dedica un apartado especial al "Conflicto de Cataluña", sobre el que los vascos se muestran muy crítico, incluidos los nacionalistas votantes del PNV y EH Bildu. Un 45,9% de los encuestados valora "mal" la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre pasado, frente a un 37,% que le ve "bien". Sobre "la proclamación de la republica de Cataluña por el Parlament el pasado 27 de octubre", solo lo respalda el 23,6%, mientras que una mayoría del 58,2% no comparte aquella decisión.

El cese del Govern de la Generalitat mediante la aplicación del artículo 155 de la Constitución la rechazan el 41,6% de los sondeados y la apoya el 38,8%. El encarcelamiento de una parte del Govern cesado de Cataluña recibe la opinión contraria del 54,6% y la huida de Carles Puigdemont a Bélgica, también desata un alto grado de rechazo (el 64,1%).

Además, el sondeo recoge que un 43% de los entrevistados considera buena o muy buena la situación política del País Vasco, con un incremento semestral de 9 puntos, frente al 45% que la cree regular (con una caída semestral de 5 puntos), y un 9% que opina que es mala o muy mala. El 83% de los vascos cree que la situación política de Euskadi será igual que ahora, mientras que solo el 7% considera que será mejor, el mismo porcentaje que opina que será peor.

Los encuestados también valoran los pactos del PNV con el PSE-EE y el PP en Euskadi y en España. Al 34% de ellos les parece muy bien o bien la renovación del pacto PNV-PSE con el PP para aprobar los presupuestos del Gobierno de Iñigo Urkullu, frente al 34,4% que le parece mal o muy mal. Además, al 25% le parece muy bien o bien la renovación del acuerdo del PNV con el PP para aprobar los presupuestos generales del Estado, frente al 44% que lo considera mal o muy mal.

Por otro lado, un 83% de los encuestados está de acuerdo con que "en ningún caso se puede justificar la violencia para alcanzar fines políticos", cifra que se mantiene estable, y el 45% afirma sentirse libre de expresar sus opiniones políticas en "cualquier situación", frente al 44% que dice no poder hacerlo.

Además, un 51% está poco o nada de acuerdo con que el mantenimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Euskadi "obstaculiza la paz y la normalización política", frente al 30% de los encuestados que se muestra muy o bastante de acuerdo con esta afirmación.

Sobre las medidas que debería adoptar el Gobierno central respecto a los presos de ETA, un 35,5% es partidario de que cumplan íntegramente su condena, pero acercándoles a su lugar de residencia, y un 12,7% apoya que el Gobierno conceda una amnistía a todos los presos "arrepentidos" sin delitos de sangre.