Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendidas las libranzas de la Policía Municipal por las Navidades

Algunos agentes se quejan de que aún no les han entregado las prendas de abrigo del nuevo uniforme

Policías municipales, de patrulla el pasado viernes en la Plaza Mayor. Ampliar foto
Policías municipales, de patrulla el pasado viernes en la Plaza Mayor.

La Policía Municipal de Madrid (6.300 agentes) ha suspendido los días de libranza durante las fiestas navideñas, lo que ha provocado el enfado y el malestar de los afectados. Según una portavoz de la Concejalía de Seguridad, esta medida se ha tomado por la necesidad de reforzar la vigilancia en la capital y por el incremento de las actividades en estas fechas. Los funcionarios también protestan porque no se les ha entregado todas las prendas de invierno del nuevo uniforme y están pasando frío, sobre todo, de noche.

Para el responsable de Policía Municipal en la Coalición Sindical Independiente de Trabajadores Unión Profesional (CSIT-UP), José Francisco Horcajo, la suspensión de los días de libranza vulnera los derechos de los agentes “al no tener garantizado su disfrute antes de que llegue el 31 de enero”. A partir de esta fecha, se pierden las jornadas del año anterior. “Luego toca hacer n montón de recursos administrativos y llegar incluso hasta los tribunales para que un juez sea el que decida que se reconozcan esos días a los agentes o se los paguen, con la consiguiente sobrecarga a los abogados de los sindicatos y a los jueces”, protesta Horcajo.

Otro problema añadido es que esta suspensión de las libranzas se produce cuando se dan las fiestas en los colegios. Los afectados tienen que “buscar alternativas” para que alguien les cuide a los hijos, con el consiguiente gasto. “Muchas veces se obliga a los compañeros a prolongar sus jornadas por el concepto de necesidades del servicio, sobre todo los que trabajan en los distritos más céntricos”, describe el representante del CSIT-UP.

“Todo ello está generando un malestar muy grande y que los agentes vayan desmotivados y sin ganas de trabajar a sus puestos. A ello también se ha sumado las filtraciones del chat privado en el que había comentarios contra Manuela Carmena. Hay muy mal ambiente”, añade Horcajo.

Medida habitual

La portavoz de la Concejalía de Seguridad mantiene que la medida de suprimir las libranzas se suele adoptar cuando es necesario disponer de más agentes en las calles. De hecho, esto ya ocurrió durante el pasado junio durante la celebración del Orgullo Gay mundial. A ello se une que aumenta el número de actos y celebraciones en las calles. Entre estas, destacan el refuerzo de la vigilancia por el corte de circulación en la Gran Vía, la instauración de sentidos peatonales únicos en las calles de Preciados y Carmen (Centro), la carrera de San Silvestre, las campanadas de fin de año y las llamadas preuvas (que se celebran el 30 de diciembre) y la cabalgata de Reyes, entre otros. Fuentes policiales también recuerdan que España se encuentra en alerta antiterrorista 4 por lo que se refuerza la seguridad en los lugares de mayores aglomeraciones de personas.

Otro problema que están sufriendo los policías, en especial, los del turno de noche, es que todavía no les han entregado las prendas de invierno. Y ello, pese a las bajas temperaturas que está sufriendo la capital en las últimas semanas. “Han hecho un reparto sin ningún criterio. Le han dado los chubasqueros a gente que no los necesita, como los agentes que están destinados a la emisora policial y que no salen a la calle”, se queja Horcajo.

La portavoz de Seguridad reconoció el problema del retraso en la entrega de los nuevos uniformes y aseguró que hoy se darán todas las prendas a los policías, con lo que se solucionará el problema para esos policías.

Más información