Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rovira avala la vía unilateral si no hay diálogo tras el 21-D

Forcadell defiende que los republicanos son “garantía de lucha contra la corrupción”

elecciones cataluña
Forcadell y Rovira, hoy en Badalona.

El programa electoral de ERC había enterrado la vía unilateral para lograr la secesión pero este domingo la número dos del partido, Marta Rovira, la ha desempolvado en un supuesto. La candidata in pectore de los republicanos cree que si, tras una victoria del independentismo el 21-D, el Gobierno central no se aviene a dialogar, una salida “sin permiso” queda completamente legitimada.

“Nosotros nunca nos hemos movido del diálogo y no nos moveremos, con lo cual será el Estado quien tendrá que decidir si quiere dialogar con el nuevo Govern o, por el contrario, rechaza asumir el nuevo mandato salido de las urnas”, ha dicho Rovira tras un acto en Barcelona. Los republicanos insisten en el carácter ilegítimo de la convocatoria electoral bajo el cobijo de la aplicación del artículo 155 de la Constitución pero ven una oportunidad para medir la fuerza del independentismo.

La número dos de la lista de ERC ha apoyado así a su número 15 por la lista de Barcelona, el democristiano Antoni Castellà. En el acto de la mañana, el líder de la escisión independentista de la desaparecida Unió se había salido del guión de los republicanos y había planteado de nuevo la vía unilateral. Respondía así a las críticas de los anticapitalistas por la supuesta renuncia a la república.“Si las fuerzas leales a la república volvemos a ganar de forma clara el 21-D y el Gobierno español no acepta negociar, rescataremos la vía unilateral. ¡Sí compañeros de la CUP, vosotros y nosotros, ninguna renuncia!”, ha dicho Castellà durante un mitin en Badalona.

Esta posicionamiento, inédito en la campaña de los republicanos, se contrapone con lo planteado en el programa electoral. Allí se emplaza al Gobierno y a las instituciones europeas para llegar a “una negociación bilateral” que permita la independencia de Cataluña. ERC aboga por hacer construir la base social para lograr la secesión. Rovira, sin embargo, ha defendido posteriormente que no hay ninguna contradicción entre el programa y el nuevo posicionamiento. “Hay muchas formas de decir lo que siempre hemos dicho”, ha asegurado.

Un verso suelto

Ya en varias ocasiones Castellà se ha salido del guión. Por ejemplo, ha sido el primero en poner sobre la mesa la posibilidad de que no se pueda investir como presidente de la Generalitat al líder de ERC, Oriol Junqueras, ahora en prisión preventiva ya que se le acusa de sedición y rebelión. También ha abogado por “desarrollar las herramientas necesarias para controlar el territorio” en caso de un triunfo de su candidatura. Y hace una diferencia entre el gobierno legítimo de la Generalitat (liderado por Puigdemont) y el de la república, que saldrá de las urnas el 21-D.

El mitin de Badalona también ha sido el debut de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en campaña. La ex presidenta de la ANC ha reivindicado el apoyo a ERC como el “voto útil” para frenar la candidatura de Ciudadanos. Forcadell ha lanzado una crítica velada contra Junts per Catalunya, al poner a Esquerra como la “garantía de transparencia y de lucha contra la corrupción, el único partido capaz de parar el 155”.

La número dos de ERC, Marta Rovira, ha cerrado el mitin cargando contra la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas: "Su programa es poner en duda todos los consensos que se han construido en Cataluña durante años, como el modelo de escuela o los medios públicos de comunicación".

Más información