Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dancausa admite estar “preocupada” por la inseguridad de Vallecas

Los grupos municipales piden "medidas urgentes" para acabar con el problema de venta de droga

Una barrendera cruza la calle de Monte Igueldo, en Puente de Vallecas. Ampliar foto
Una barrendera cruza la calle de Monte Igueldo, en Puente de Vallecas.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha admitido a EL PAÍS que está “preocupada” por la situación de inseguridad que sufre el distrito de Puente de Vallecas en los últimos meses, en especial debido a la proliferación de viviendas dedicadas a la venta y consumo de droga (narcopisos). La representante del Ejecutivo central asegura que está tomando todas las medidas que están en su mano, pero que también es necesario que se implique el Ayuntamiento para erradicar el problema. Los grupos municipales piden “medidas urgentes” para impedir que la situación empeore aún más.

Los vecinos de Puente de Vallecas han salido a la calle para protestar por la situación que sufre el distrito con la proliferación de narcopisos, las viviendas okupadas y los grupos organizados que toman las calles, aseguran. Los afectados mantienen que el incremento del menudeo de droga se debe al progresivo desmantelamiento de los puntos de venta del Sector VI de la Cañada Real Galiana, en el vecino distrito de Villa de Vallecas. “No tenemos constancia de que ese sea el motivo, pero es posible que previendo que se va a desmontar esa zona, [los narcotraficantes] hayan buscado otra para situarse. Pero no tenemos constancia que sean los mismos en este momento”, explica Dancausa.

La delegada del Gobierno recuerda que la policía ha clausurado 10 narcopisos en las últimas semanas, tras una larga investigación y después de conseguir los permisos judiciales para la entrada y registro. “Estoy preocupada, pero sobre todo estoy más bien ocupada. Creo que el problema es preocuparse primero para ocuparse después, y eso es lo que hemos hecho. Primero conocerlo y después ponernos a trabajar”, afirma Dancausa, que asegura que tiene contacto directo con los vecinos afectados.

Las asociaciones vecinales de Vallecas mantienen que hay unos 50 pisos de venta de droga en la zona, mientras que la delegación los rebaja a una veintena. “No tenemos un censo, pero ahí es fundamental la colaboración ciudadana. Todas las sospechas e informaciones que los vecinos nos hagan llegar no van a ser solo muy bien recibidas, sino que también las vamos a investigar”, dice la delegada.

Dancausa también recuerda que está prevista la instalación de cámaras de videovigilancia por parte del Ayuntamiento para aumentar la sensación de seguridad. Eso sí, el Consistorio no ha cursado todavía la petición a la delegación. “Somos partidarios de las cámaras, porque creemos que son una tecnología que ayuda a identificar a aquellas personas que están cometiendo hechos delictivos. En cuando el Ayuntamiento presente la petición, la vamos a tramitar con la mayor rapidez”, añade la delegada. Dancausa también recuerda la necesidad de colaboración por parte de los jueces y fiscales “para poder entrar en otros pisos que sabemos o sospechamos que tienen droga”.

El concejal presidente de la Junta Municipal de Puente de Vallecas, Francisco Pérez (Ahora Madrid) mantiene que lo más urgente “es erradicar los puntos de venta de droga, un fenómeno nuevo donde el mercado de la droga, habitualmente instalado en los asentamientos ilegales de la periferia, se instala en centros urbanos”. “Hay un problema con los propietarios de estos pisos que están pasando del tema y no agilizan los procedimientos judiciales para cerrar estos puntos de venta. Hemos notado un repunte del consumo de droga, normalmente, por el incremento de la pobreza”, admite el edil. El Ayuntamiento ha puesto en marcha programas de integración en los que 70 especialistas ayudan a la gente en vulnerabilidad y exclusión social.

Seguridad y limpieza

La concejal del PP en Vallecas, Carmen Martínez afirma también que los vecinos “necesitan seguridad y limpieza”. “El Ayuntamiento tiene que vigilar por la convivencia en la calle. Es importante la instalación de las cámaras para que los vecinos tengan la sensación de estar vigilados por la policía. Estas actuaciones se podrían hacer de inmediato”, añade.

Mar Espinar, concejal del PSOE en Puente de Vallecas, recuerda que su partido ya avisó “desde hace tiempo de este grave problema”: “Hemos pedido mejoras en el alumbrado, la limpieza y en el arreglo de las calles para fomentar un espacio donde haya menos factores que favorezcan la delincuencia”. Espinar reconoce que el concejal de Seguridad, Javier Barbero, tiene identificado el problema y un programa de actuación, “pero con resultados a medio y largo plazo”. “Se necesitan medidas inminentes. Hay que tener en cuenta que no solo depende del Ayuntamiento, sino también de otras Administraciones, como la Comunidad, pero es el Consistorio el que debe exigirlo”, concluye la edil socialista.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Begoña Villacis, considera “inadmisible” que todavía haya okupación en la capital: “El problema es que parte del gobierno de Manuela Carmena tiene ciertos complejos a la hora de condenarla. Es más, la amparan y creen realmente en ella”. Villacis recuerda que algunos concejales como Nacho Murgui, Celia Mayer, Rommy Arce o Guillermo Zapata provienen de ese movimiento. “Madrid se está convirtiendo en el paraíso de las okupaciones, y concretamente de las narcookupaciones y de las ocupaciones mafiosas, que alteran la vida de los vecinos”, dice.

Un distrito sin comisario desde hace cinco meses

Uno de los principales problemas de los que se quejan las asociaciones de vecinos de Puente de Vallecas es la falta de un comisario en el distrito y, con ello, una persona implicada en solucionar los problemas que sufren. El anterior se marchó a principios de verano a la Brigada Provincial de Información. Los afectados se quejan además de que, cuando ya conocen la zona, dejan este destino o se jubilan.

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía reconocen que la región ha sufrido en las últimas semanas un déficit de comisarios. En poco tiempo se han jubilado varios, por lo que esos puestos han quedado vacantes hasta que se produzcan ascensos a esta categoría. La delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, asegura que ya se ha nombrado a uno y que comenzará a trabajar en su nuevo puesto ya mismo. Se trata de Santos Bernal Uceda, que se presentó el pasado lunes en la Jefatura Superior de Policía junto con otros 10 comisarios. 

Además, hasta ahora ha existido un problema añadido. El actual inspector jefe, que hacía las funciones del comisario ante la ausencia de este, se jubila a principios de próximo mes.

Mientras, un asesor de la Policía Municipal (cuerpo de 6.300 agentes) se escudó en la última junta local de seguridad, celebrada a finales de noviembre, en que no tenían agentes suficientes para reforzar la vigilancia del distrito. Adujo que la limitación de la tasa de reposición de funcionarios impedía, incluso, cubrir las jubilaciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información