Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Seguridad ciudadana

La policía clausura nueve ‘narcopisos’ en Vallecas

Los agentes detuvieron a 25 personas acusadas de los delitos contra la salud pública y por usurpación de inmuebles

Policías nacionales, durante las detenciones del pasado jueves en Vallecas. Edición: Quality

La Policía Nacional ha clausurado nueve viviendas dedicadas a la venta y consumo de sustancias estupefacientes a pequeña escala (narcopisos) en el distrito de Puente de Vallecas. La denominada Operación Silbato ha permitido la detención de 25 personas de distintas nacionalidades acusadas de un delito contra la salud pública, además de por okupación de bienes inmuebles. Esta investigación responde a una de las principales quejas de las asociaciones de vecinos de la zona, que han protestado por el aumento del trapicheo de droga.

La clausura de los pisos se produjo de manera simultánea este jueves, cuando un centenar de policías irrumpió en los pisos. Estos se encontraban en un radio de unos 500 metros, entre las calles de Pico Javalón, José Serrano y Sierra de la Estrella, además de la avenida de la Albufera. Cuatro de las viviendas habían sido okupadas a particulares y a empresas, según ha explicado hoy la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa. Las otras cinco han sido precintadas por orden judicial.

Los agentes arrestaron a 25 personas con edades entre los 20 y los 50 años y procedentes de España, Liberia y Senegal, entre otros países. La mayoría de ellos tienen antecedentes por hechos similares y por delitos contra la propiedad (robos), además de algunas búsquedas y captura. Durante los registros, se intervinieron 264 papelinas de diversas drogas (cocaína, heroína y hachís), 10 gramos de cocaína en roca, una pistola, varias armas blancas, 2.800 euros efectivo y útiles para la distribución y venta del estupefaciente. “En estas operaciones lo importante no es la cantidad de droga decomisada, sino el cerrar estos puntos negros”, ha destacado el inspector responsable de la investigación. La operación se llama silbato, porque los arrestados se silbaban entre ellos para alertar de la presencia de la policía.

En tres domicilios los vendedores opusieron gran resistencia y hubo que emplear la fuerza, según el mando policial. Este añadió que los negocios estaban abiertos las 24 horas del día y que algunos de ellos permitían el consumo de las dosis: “Actuaban como narcosalas”. El inspector no quiso precisar cuantos pisos de venta de droga hay en Puente de Vallecas. Aseguró que el número varía. Las asociaciones de vecinos los cifraron en unos 35, antes de la operación del pasado jueves. “Lo importante es conocerlos, que los vecinos denuncien para poder erradicarlos”, ha matizado Dancausa.

El jefe superior de Policía, Germán Rodríguez Castiñeira, ha destacado que la investigación de esta operación comenzó tras clausurar otro narcopiso el pasado 6 de noviembre. Los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial siguieron a los diversos responsables hasta recabar las pruebas de que todas las viviendas estaban interconectadas. “También hay pisos de estas características en Usera y Lavapiés y seguiremos con toda prisa para evitar que se formen guetos”, informó el mando policial.

La delegada ha agradecido la coordinación de los jueces al permitir que se hiciera la entrada y registro de las viviendas de manera coordinada. Dancausa ha añadido que entre julio y noviembre se ha detenido a 867 personas y levantado 749 actas por tenencia de estupefacientes y 74 por llevar armas. En los últimos tres años se han desarticulado más de 70 puntos de venta de droga. También se han desalojado 149 viviendas ocupadas.

La concejal socialista Mar Espinar se ha felicitado por la operación policial en Puente de Vallecas. “El Ayuntamiento tan solo había iniciado medidas a medio y largo plazo. Al menos la fiscalía lo ha hecho a corto plazo”, ha añadido la edil del PSOE.

39 detenidos en Tetuán en mes y medio

La Policía Nacional ha detenido a 39 personas en el distrito de Tetuán en el último mes y medio, tras el incremento de la vigilancia del denominado barrio latino (calle de Topete y aledañas), según el jefe superior de Policía, el comisario Germán Rodríguez Castiñeira. También se ha incautado de armas blancas y droga y ha identificado numerosas personas. El jefe superior se ha desvinculado de los problemas de suciedad y ruidos que sufre la zona.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram