Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Colegio de Periodistas denuncia “agresiones” y “presiones” por la situación política catalana

El texto ha sido suscrito por los medios públicos catalanes y RAC1

Foto de grupo de la firma del manifiesto.
Foto de grupo de la firma del manifiesto.

El Colegio de Periodistas de Cataluña ha presentado hoy el manifiesto "Basta presiones y basta agresiones a los profesionales de la información" para expresar su "condena rotunda" a las "coacciones y agresiones verbales y físicas" que se han producido últimamente.Tras la intervención de la decana del Colegio, Neus Bonet, que ha exigido que les dejen "trabajar en paz" y no les pongan "dianas en el pecho", el texto ha sido leído de forma coral por Sergi Vicente, director de la televisión local de Barcelona Betevé; Marc Colomer, director de la Agencia Catalana de Noticias; Joan Maria Morros, jefe de informativos de RAC1; Jordi López, miembro del Comité de Empresa de TV3, y Maria Josep Recoder, decana de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de Barcelona.

El manifiesto recuerda que los derechos a la libertad de expresión y de información están "protegidos bajo nuestro ordenamiento jurídico" como "pilares" para una sociedad "libre y democrática" y hace un llamamiento a la ciudadanía a "respetar el trabajo de los profesionales" para posibilitar su "independencia periodística".

También pide a los que ejercen esta profesión, medios y periodistas, que lo hagan "con la responsabilidad propia de un momento como este" y bajo las directivas del Código Deontológico, mientras que llama a las autoridades públicas a "garantizar y asegurar la protección" de los periodistas y de los derechos a la libertad de expresión y de información.

El manifiesto también rechaza las "presiones", las "amenazas" y la imposición de "pautas" y exige un periodismo libre de "injerencias políticas, judiciales o policiales" así como "respeto" por el trabajo que hacen "tanto los medios públicos como los privados". "El derecho a la información de la ciudadanía es un pilar básico  para la democracia y el nuestro es un trabajo de servicio esencial", concluye el texto.

Más información