Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de Alimentos pide más voluntarios para el ‘Gran Recapte’

Hay 25.000 inscritos pero falta gente para cubrir la demanda en grandes ciudades

Gran Recapte en el mercado del Ninot.
Gran Recapte en el mercado del Ninot.

A falta de una semana para el Gran Recapte, la gran recogida de alimentos que tendrá lugar el 1 y 2 de diciembre, el Banco de Alimentos de Cataluña ha conseguido reunir 25.000 voluntarios, el mínimo necesario para llevar a cabo la campaña en 2.700 puntos repartidos por todo el territorio catalán. Sin embargo, alertó ayer la entidad, todavía son necesarios más voluntarios para cubrir algunos puntos en las grandes ciudades. Necesitan otras 2.000 personas.

“Es necesario reforzar algunos distritos como Nou Barris, ciudades como L'Hospitalet y poblaciones de las Terres de l'Ebre y Les Garrigues”, explicó Sabine Hindersin, responsable de la campaña. Con todo, el Banco de Alimentos valoró positivamente el número de personas que se ha ofrecido a colaborar en la recogida pues, a pesar de que al inicio de la campaña estaban preocupados por la falta de voluntarios, la entidad ha conseguido el mínimo de 25.000 que se había marcado.

La presidenta del Banco de Alimentos de Barcelona, Roser Brutau, dijo ayer que están “tranquilos” y “esperanzados” frente a la que será la novena edición del Gran Recapte. La entidad contaba además con un problema logístico, pues no disponía de una nave lo suficientemente amplia para clasificar los productos una vez recogidos. Finalmente, este contratiempo se ha resuelto con la ayuda de la federación farmacéutica FedeFarma, que ha cedido una nave de 2.000 metros cuadrados para que la clasificación sea más rápida.

Como cada año, durante los dos días en los que se llevará a cabo el Gran Recapte, los voluntarios se dedicarán a reunir los alimentos que la gente quiera donar a la entidad y lo harán en cerca de 2.700 mercados y supermercados repartidos por todo el territorio catalán. Desde la asociación recuerdan que lo que más necesitan son alimentos básicos como leche, aceite o conservas (de verdura, de pescado…), que siendo alimentos con alto contenido proteico se pueden conservar más tiempo que otros y por tanto, aguantan bien las fases posteriores a la recogida: la clasificación y el reparto.

El Banco de Alimentos, que trabaja todo el año en la batalla contra la pobreza alimentaria, ha atendido este mes de noviembre a un total de 124.699 personas en Barcelona, 36.194 en Girona, 26.569 en Lleida y 22.000 en Tarragona —lo que supone un 2%, aproximadamente, de la población total de Cataluña—. La entidad atiende a un colectivo restringido, al segmento más duro y vulnerable, tal y como aseguró el director del Banco de Alimentos Lluis Fatjó-Vilas. “Las personas a las que atendemos son personas que los servicios municipales del ayuntamiento derivan a las entidades benéficas”, señaló.

La tasa de población que se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social se eleva al 27,9%, según datos actualizados del Instituto Nacional de Estadística (INE). “En un país con estos niveles de pobreza, la donación de los alimentos ayudan pero no deja de ser limitada”, apuntó Fatjó-Vilas. Desde la organización advierten que solo llegan a cubrir una cuarta parte de lo que se considera una dieta estándar y que su labor es contribuir, sobre todo, a que las personas a las que atienden “puedan destinar sus recursos no sólo a alimentarse a pagar la luz o a estudiar para poder salir de ese círculo en el que se encuentran”.

"Nuevos pobres"

La organización advierte de que los perfiles de gente a la que atienden son cada vez más variados y habla de “nuevos pobres”. Esto es, personas con capacidad de trabajar, pero que, sin embargo, no son capaces de entrar en el mercado laboral. Esto se debe, tal y como apuntó Fatjó-Vilas, “a la economía global común existente” y a medidas concretas como los contratos “precarios” o a tiempo parcial que “dificultan el acceso al mantenimiento del empleo”.

El Gran Recapte, que consiguió reunir un total de 4,3 millones de kilos de comida en 2016, quiere este año igualar o superar esa cifra.

Más información