Palabra de ‘profe’ republicana

Una muestra homenajea a las maestras de la República y al innovador modelo educativo que defendían

Maestra con niños, una de las imágenes utilizadas en el documental 'Las Maestras de la República'.
Maestra con niños, una de las imágenes utilizadas en el documental 'Las Maestras de la República'.

“Yo soy solamente una maestra que tuvo la fortuna de recibir parte de su formación profesional durante los años de la República, aquella República que quiso formar maestros que, como dijo don Manuel Azaña, tendrían la misión de llevar sus enseñanzas a todos los pueblos para erradicar la incultura”, escribió Guillermina Medrano en el libro Experiencia de una maestra republicana (1998). El suyo es uno de los testimonios de aquel grupo de mujeres, pioneras en la participación social, que relataron en sus diarios de clase la metodología del sistema educativo llevado a cabo durante la II República y basado en los ideales de justicia, igualdad y solidaridad. La exposición Diarios de Libertad (Centro Cultural Galileo; Fernando el Católico, 35; hasta el 30 de noviembre; gratis) rinde ahora homenaje a estas maestras.

“Estos diarios son reflexiones muy importantes”, dice Luz Martínez Ten, secretaría de Mujer y Políticas Sociales de FeSP-UGT, responsable de la muestra junto al Ayuntamiento de Madrid. “Con la represión franquista muchos fueron destruidos y con ellos las voces de estas mujeres; otros, en cambio, fueron escondidos y afortunadamente se han podido recuperar”, añade. Junto a estos diarios de clase, se exhiben también diarios personales, de cárcel y de exilio.

Dividida en tres espacios, Diarios de Libertad es un paso más en la recuperación de la memoria de este colectivo que comenzó con el documental Las Maestras de la República, de 2014 y ganador de un Goya. Un trabajo de investigación, como explica Martínez, que busca hacer justicia: “Se ha hecho un gran esfuerzo para recuperar los nombres de estas mujeres y su legado: fueron las primeras en arriesgar sus vidas para cambiar el modelo educativo y social”. Aunque el tiempo juega en su contra, “esa generación de maestras está muriendo y son ellas las que pueden dar testimonio real de aquellas historias”, explica Martínez.

La educación republicana coincide con un periodo de innovación pedagógica, fruto de la creación de la corriente progresista Liga Internacional de la Educación Nueva. “Lejos de aquel concepto de ‘la letra con sangre entra’, se atendían aspectos físicos y mentales con el objetivo de crear ciudadanos felices”, explica Martínez, quien afirma que ese modelo es el que se utiliza en países como Finlandia. “Sin la represión franquista, que depuró al profesorado y convirtió la educación en un producto elitista, la educación española se parecería hoy a la de países cuyos sistemas son muy exitosos”, añade.

Para debatir sobre estas líneas de trabajo, se han creado unas jornadas complementarias a la muestra que comenzaron ayer en el Centro Cultural Galileo (entrada libre previa inscripción) y que se prolongarán hasta mañana. “Contamos con la participación de historiadoras especializadas para explorar la metodología educativa de la II República y profundizar en la historia de estas maestras y sus compromisos sociales”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS