Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los restauradores fuerzan tramitar la ordenanza de terrazas

El Gremio presenta 18000 firmas y tiene el apoyo de PDeCAT, Ciutadans, ERC y PP

Una de las terrazas del centro de Barcelona.
Una de las terrazas del centro de Barcelona.

Lo anunciaron el pasado 1 de agosto y ayer lo materializaron. El Gremio de Restauración presentó en el Ayuntamiento de Barcelona 18.000 firmas para forzar el inicio de la tramitación de una nueva Ordenanza de Terrazas gracias a una Iniciativa Ciudadana (el equivalente a una ILP en el Parlament). Los restauradores tienen además el apoyo para iniciar el trámite de 22 concejales de la oposición, la mayoría: son los del PDeCAT, Ciutadans, ERC y PP.

Con esta pinza con la oposición, el Gremio pretende desencallar la restrictiva y polémica ordenanza, que en el mandato pasado redactaron CiU y PP. El actual gobierno municipal se comprometió a modificarla y flexibilizarla, pero las conversaciones, que han encabezado los concejales del PSC, se interrumpieron en junio pasado. El regidor de Arquitectura, Daniel Mòdol, aplaudió ayer la iniciativa del Gremio.

El director general del Gremio, Roger Pallarols, explicó que si la admisión a trámite se produce en diciembre, en enerode 2018 podría producirse la aprobación inicial del nuevo texto y en marzo o abril habría nueva ordenanza: “Antes de la renovación de licencias”. El punto más llamativo del nuevo texto es que flexibiliza las distancias entre las sillas y mesas y los elementos del mobiliario urbano: no fija distancias concretas sino que las deja en manos del criterio de los técnicos municipales.

El Gremio también presentó un nuevo contencioso administrativo (el cuarto), contra el Ayuntamiento, en este caso contra las nuevas normas de participación. El gremio rechaza la obligación de presentar un 1% del censo de firmas para avalar una iniciativa ciudadana.

Más información