Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los problemas de salud mental crecen entre los adolescentes en Barcelona

El Ayuntamiento desplegará cuatro espacios de consulta joven para atender a los chicos y prevenir patologías más graves en la edad adulta

Jóvenes en el Turó de la Rovira de Barcelona.
Jóvenes en el Turó de la Rovira de Barcelona.

Los problemas de salud mental se enquistan entre los adolescentes barceloneses. Así lo constata un estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), que apunta que la prevalencia de mala salud mental entre las chicas de 15 años pasó del 5,3% en 2012 al 12,3% en 2016. En las adolescentes de 17 años, la prevalencia ascendió del 6,7% al 10,5% en el mismo período. El sufrimiento psicológico también aumentó entre los chicos de esas edades.

Según el Ayuntamiento de Barcelona, entre el 10% y el 20% de su población tiene algún problema de salud mental. El estudio realizado por la ASPB, reconoció ayer la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, “evidencian que hay un empeoramiento moderado” en varios perfiles poblacionales. En concreto, uno de los más significativos es el de los menores, especialmente adolescentes.

En la primera infancia son los niños los que presentan una peor salud mental, asociada concretamente a problemas de atención e hiperactividad. A medida que avanza la edad, ya en la adolescencia, la tendencia se revierte hacia las chicas, que presentan una prevalencia más elevada de problemas emocionales.

Según el informe de la ASPB, los menores atendidos en centros de salud mental infanto-juvenil (CSMIJ), aumentó un 127% entre 2002 y 2016, último año del que se dispone cifras (12.385 menores visitados). “Esto también se produce por un incremento de la notificación y la oferta de servicios de salud mental”, puntualizó Lucía Artazcoz, directora de promoción de la salud de la ASPB.

Los expertos sostienen que la infancia y la adolescencia son períodos claves para atajar patologías mentales futuras. “Es fundamental poner el acento de las intervenciones en esta etapa porque determinará todo lo que pase a lo largo de su vida”, apuntó Artazcoz. En este sentido, el Ayuntamiento desplegará cuatro espacios de consulta joven con profesionales de la salud para atender y orientar a los menores “de forma anónima y sin cita previa”, concretó Tarafa. También aumentaran personal en los CSMIJ.

Más información