Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘nueva Gran Vía’ se inaugurará en plena campaña electoral de 2019

Los costes previstos de las obras se duplican hasta los 9 millones y la remodelación acabaría en primavera

Recreación de cómo quedaría la Gran Vía en la zona de Callao. Ampliar foto
Recreación de cómo quedaría la Gran Vía en la zona de Callao.

El Ayuntamiento de Madrid ya tiene un presupuesto oficial para la remodelación de la Gran Vía. Según ha detallado este jueves la portavoz municipal, Rita Maestre, en la rueda de prensa después de la junta de gobierno, el gobierno municipal prevé gastar 9 millones de euros para remodelar la emblemática vía. Las obras durarán 13 meses, por lo que el rediseño estará listo en primavera de 2019, en los meses de la campaña electoral de las próximas elecciones municipales. En un primer momento, el Consistorio habló de un gasto de 5 millones y de unos plazos estimados de finales de 2018.

Todavía quedan por cerrar algunos detalles, ha explicado Maestre, quien ha añadido que tras la licitación de las obras, las obras comenzarán en un plazo de dos o tres meses. Esto significa que el ejecutivo prevén inaugurar la nueva arteria en primavera de 2019, prácticamente en campaña electoral puesto que las elecciones se celebran en mayo. Sin embargo, de sufrir retrasos, la inauguración sería responsabilidad ya del equipo que gobierne en el próximo mandato.

La portavoz ha confirmado por otro lado que la vía tendrá aceras más amplias, dos carriles por sentido (uno para el tráfico privado de residentes y otro para el transporte público) y árboles en la zonas peatonales. Este fue el proyecto que la propia regidora detalló en el pleno municipal y que Maestre ha confirmado este jueves. Aunque la portavoz ha agregado que en la fase de adjudicación podrán darse "modificaciones menores".

El Ayuntamiento trabaja en un cierre durante los días de Navidades, y un siguiente cierre al tráfico de los no residentes ya permanente a partir de junio de 2018. Entonces entrará en vigor en todo el centro la nueva gran área a prioridad residencial. Los plazos dibujados este jueves por la portavoz dejan entender que el grueso de las obras se realizará una vez que la nueva APR haya entrado en vigor.

La remodelación de la Gran Vía será al mismo tiempo uno de los proyectos estrella del mandato de Ahora Madrid, coalición liderada por Manuela Carmena, y una medida integrada en el plan de mejora de la calidad del aire. La capital padece desde años niveles elevados de contaminación, y la UE ya ha amenazado al Consistorio a multarla en el caso de que no reduzca la polución. El cierre del centro al tráfico de no residentes, así como la reducción de la velocidad en la M-30 y sus accesos desde la M-40 son las dos principales medidas que el gobierno pondrá en marcha en 2018 para atajar este problema.

La reforma de la Gran Vía se ejecutará después de una consulta ciudadana que preguntó sobre cómo debía quedar la vía tras su reforma. Algunos partidos de la oposición sostuvieron que las preguntan evitaban cuestionar el fondo de la cuestión, es decir, si los madrileños quieran o no semipeatonalizar la vía.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram