Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven gay es agredido mientras iba en el metro

Un pasajero que llevaba a un niño en brazos le llamó "maricón" y le pegó una patada

Un pareja del colectivo LGTB, en la entrada de la estación de Chueca. Ampliar foto
Un pareja del colectivo LGTB, en la entrada de la estación de Chueca.

Un joven gay de 26 años, cuyo nombre corresponde a las iniciales F. P., fue agredido la noche del pasado viernes 13 de octubre cuando regresaba a su casa en metro. Un hombre de unos 30 años le insultó y le propinó una patada en la pierna justo antes de bajarse del vagón, según ha denunciado la asociación en defensa del colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (LGTBi) Arcópoli. El agresor llevaba a un niño pequeño en brazos.

El ataque homófobo se produjo en la línea 1 de metro, entre las estaciones de Ríos Rosas e Iglesia. Cuando el joven subió al vagón, un pasajero se le quedó mirando, por lo que la víctima optó por buscar un asiento que estuviera lo más alejado posible.

A pesar de ello, el hombre no dejó de mirarle fijamente durante todo el trayecto. Al abrirse las puertas del vagón, el agresor se volvió hacia él y le dijo: "¡Maricón! Suerte que tengo al niño en brazos”. Acto seguido, le propinó una patada en el muslo de la pierna derecha y se bajó del tren con el niño en brazos. Una mujer empezó a justificar al atacante y a tratar de disculpar el ataque homófobo.

La víctima se puso en contacto al instante con el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, que le atendió y le acompañó a poner una denuncia en la Policía Nacional al día siguiente. Además, también ha llevado el caso a la Fiscalía de Delitos de Odio, a la Unidad de la Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal y a la unidad de Policía Nacional específica de delitos de odio.

Además, Arcópoli, dentro del convenio de colaboración que tenemos con Metro de Madrid, ha puesto los hechos en conocimiento de la empresa, que ha mostrado toda su disposición para investigarlo y ha transmitido su preocupación porque este tipo de incidentes sigan ocurriendo.

Con este caso, el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia ha registrado 236 incidentes de odio ocurridos en la Comunidad de Madrid. "Se trata de una cifra preocupante que muestra que, lejos de estar acabando con la lacra de la LGTBfobia, seguimos con unas duras cifras de intolerancia en nuestra ciudad. Hemos de trabajar duramente en todos los ámbitos de la sociedad para poder erradicar este tipo de ataques y para ello necesitamos dotarnos de recursos y una implicación activa de las instituciones madrileñas”, ha señalado el coordinador general, Yago Blando.

El año pasado se cerró con 240 agresiones homófobas, según los datos recogidos por el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia.

Un detenido por una agresión homófoba de septiembre

Agentes de la Policía Nacional del Grupo de Delitos de Odio de la Brigada Provincial de Información, han detenido a un individuo en la pasada madrugada del día 9 de septiembre por un delito de lesiones agravado por su condición sexual, cuando el mismo le propinó una paliza a un joven mientras viajaba en el metro de Madrid.

Los hechos sucedieron en torno a las 01.30 en el interior de un vagón del metropolitano que viajaba en dirección a la estación de Sol. Un grupo de unos 20 jóvenes comenzó a dar golpes en las paredes del vagón contiguo al que viajaba víctima y agresor. Al igual que el resto de pasajeros la víctima se asomó para comprobar qué era lo que estaba pasando cuando de repente se le acercó una persona que le espetó: “deja de mirar mal a mis amigos, maricón, bujarra”, aproximándose a su rostro de manera muy violenta e intimidatoria. Posteriormente le propinó un fuerte golpe en su rostro con el puño cerrado impactándole directamente en su ojo derecho cayéndose al suelo.

Varios amigos del agresor comenzaron a golpearle por todo el cuerpo con patadas y puñetazos, teniendo que intervenir viajeros que estaban viendo la agresión y que igualmente terminaron contusionados. Cuando la situación parecía más calmada el agresor se acercó nuevamente y le dijo: “qué pasa, ¿que quieres que te dé más?”.

Como consecuencia, la víctima sufrió la luxación de su hombro izquierdo y la fractura de la clavícula izquierda, interponiendo la correspondiente denuncia en la Comisaría. Una vez que los agentes lograron la plena identificación del individuo fue arrestado a inicios del mes presente mes de octubre, siendo puesto a disposición judicial.