Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iceta se felicita de que se abra el proceso de reforma constitucional

El primer secretario del PSC asegura que “Cataluña no está en la Constitución”

El líder del PSC, Miquel Iceta.
El líder del PSC, Miquel Iceta. EFE

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, aplaudió ayer el compromiso alcanzado entre los líderes del PP, Mariano Rajoy, y el PSOE, Pedro Sánchez, de iniciar en seis meses el proceso de reforma constitucional y reclamó a todas las fuerzas políticas que se sumen a esa iniciativa. “Algunos han dicho que PP y PSOE quieren hacer solos esa reforma. ¿Se creen que somos idiotas?”, dijo el líder socialista en el consejo nacional del partido.

El objetivo de esa modificación de la Constitución, añadió, es “hacerla con todo el mundo”, que sea “la más adecuada” y que, sobre todo, “haga realidad el sueño de los constituyentes” que hicieron posible el texto de 1978 después del largo túnel del Franquismo. Y el cambio ha de servir también, insistió Iceta, para que se reconozca de una vez que “España es un Estado plurinacional”.

En ese sentido, el líder del PSC afirmó que “Cataluña no está hoy en la Constitución y ha de estar”, en referencia a la necesidad de que el nuevo texto reconozca que Cataluña es una nación. Iceta agradeció al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, su compromiso con la reforma constitucional y “los riesgos políticos que asume” con ello.

Para el dirigente socialista catalán es necesaria “una España diferente” y recordó que el primero que advirtió de la “desafección” de Cataluña fue José Montilla, expresidente de la Generalitat, durante una conferencia de 2007. No se le hizo caso y de aquellos polvos vinieron estos lodos, vino a decir Iceta, aunque olvidó recordar que el PSOE estuvo en el Gobierno hasta finales de 2011.

El líder del PSC quiso rebatir la acusación que a menudo hace el independentismo de equiparar a ese partido con el PP. “Aquí decidimos poner en riesgo nuestra relación con el PSOE por decirle no a Rajoy. Que no nos digan ahora que estamos con Rajoy, porque lo que queremos es el retorno a la legalidad”, dijo Iceta para recordar que los diputados socialistas catalanes votaron no en la investidura del presidente del Gobierno y que eso provocó una grave crisis con el PSOE, gobernado entonces por una gestora.

Iceta consideró “una vergüenza y un ridículo” el pleno del Parlament celebrado el martes en el que Carles Puigdemont vino a decir que declaraba la independencia y después la suspendió. Eso explica, dijo Iceta, las imágenes “sobrecogedoras” publicadas por algunos diarios de ciudadanos asombrados por “los ocho segundos que separaron un momento de euforia de otro de derrota”.

Por otra parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, celebró ayer la rebaja “de la tensión” respecto a Cataluña, pero exigió más medidas para llegar al “diálogo”. En su opinión, “Puigdemont no realizó una declaración de independencia y Rajoy no ha aplicado el 155”. Aun así, Colau mantiene que el Gobierno debe “revertir la intervención de la Generalitat y que los agentes de la Policía y Guardia Civil desplegados en Cataluña regresen a sus destinos”.

La alcaldesa aseguró que así se podría llevar a cabo un “diálogo constructivo” y culpó a Rajoy de judicializar la política, informa Alfonso L. Congostrina. “Las leyes son importantes pero no se puede reducir a la ley lo que son cuestiones políticas”, aseguró.