Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Vitoria el presunto asesino de su pareja en Miranda de Ebro

Se trata de la segunda víctima de la violencia machista en Euskadi tras el crimen de Sestao de la pasada semana

Lugar en Miranda de Ebro donde ha sido encontrada muerta la mujer de Vitoria.
Lugar en Miranda de Ebro donde ha sido encontrada muerta la mujer de Vitoria. EFE

Una semana trágica. Un hombre fue detenido ayer, poco después de las 16 horas en la planta de Mercedes Vitoria, donde trabajaba, por dos agentes de la Policía Judicial como el presunto autor del asesinato de su pareja, A. B. J., una vitoriana de 44 años madre de dos hijos de 18 y 14 años, que se estaba separando, y cuyo cuerpo había sido localizado con signos de violencia en el asiento trasero de un coche en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro. 

Según las primeras investigaciones se trata de otro caso de violencia machista. Es el segundo crimen de estas características en Euskadi en una semana, después de que el pasado día 28 un hombre asesinara a su pareja en Sestao, Bizkaia con un cuchillo y después se arrojara por la ventana.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha condenado el asesinato de la vecina de Lantarón en Miranda de Ebro (Burgos) y ha defendido la necesidad de "hacer una reflexión profunda de por qué suceden estas cosas e intentar atajar, a la mayor brevedad, esta situaciones que son la prueba más evidente de desigualdad que se puede dar en una sociedad como la nuestra".

Este último caso ha sido conocido gracias a una mujer que paseaba por la calle Río Ebro, en las inmediaciones del Instituto Fray Pedro de Urbina, en Miranda de Ebro, donde al parecer estudia la hija mayor de la víctima. Esta mujer, que se encontró con el cuerpo ensangrentado de la víctima, avisó a la policía del hallazgo. A. B. J. residía en Lantarón, al sur de Álava.

Junto al vehículo donde se encontró a la víctima, un Renault Scenic verde, estaba aparcado otro coche, un Volkswagen Passat familiar de color gris, en el que también había restos de sangre en la puerta del asiento del copiloto. La investigación está siendo dirigida por una unidad de la Policía Nacional adscrita a la Comisaría de Miranda.

Más información