Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Asociaciones de padres llaman a acampar con los niños en los colegios hasta el domingo

El número de centros que secundará la iniciativa es "significativamente importante", según la federación que agrupa a las entidades escolares

Asociaciones de padres llaman a acampar con los niños en los colegios hasta el domingo

Asociaciones de padres de alumnos han tomado la iniciativa para mantener las escuelas abiertas desde hoy al domingo, con el objetivo de que pueda celebrarse el referéndum ilegal de independencia. Estas asociaciones han anunciado acampadas y “fiestas del pijama” en los colegios durante el fin de semana para burlar al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que ha ordenado cerrar los centros habilitados como colegios electorales. Por su parte, la asociación de directores de centros exige al Gobierno catalán una garantía jurídica que no llega.

En la escuela Bages, en Manresa (Barcelona), la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) ha puesto en marcha, coincidiendo con el referéndum del 1-O, lo que han llamado “fiesta de inicio de curso”, con actividades durante todo el fin de semana, acampada incluida, en las instalaciones del centro. La escuela Pedra Blanca (Girona) también ha preparado jornadas culturales y de convivencia para este fin de semana, en las que se invita a las familias a una “fiesta del pijama” con los niños las noches del viernes al sábado y del sábado al domingo. En la escuela Encants de Barcelona, un padre repartía ayer a las puertas del centro unas octavillas en las que llamaba a ocupar la escuela “organizando jornadas lúdicas en familia durante todo el fin de semana”.

El portavoz de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Cataluña (FAPAC), Alex Castillo, afirmó ayer que la postura de abrir los colegios por parte de las familias con este tipo de actividades es “significativamente importante”, aunque no precisó cuántas escuelas se han sumado. La FAPAC aglutina al 76% de las asociaciones de padres catalanas y, según Castillo, “no hay una directriz única para que se haga una cosa u otra”. Desde la federación, apuntó, “respetarán” todas las convocatorias y acciones que decidan las asociaciones de padres, tanto si ello significa abrir los colegios como si implica no intervenir el 1 de octubre. “Lo único que hemos pedido a las asociaciones es que actúen en la defensa de los derechos democráticos”, puntualizó.
La magistrada que lleva la causa en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha ordenado precintar los centros que la Generalitat ha señalado como colegios electorales, para evitar la celebración del referéndum ilegal. Ante la posibilidad de que se produzca una intervención policial para desalojar esos centros, Castillo fue tajante: “Pensar que se está usando a los niños como escudos humanos es ridículo. No hay riesgo para los niños porque básicamente confiamos en las personas y en su criterio para valorar cuándo hay riesgos”, dijo.

Inquietud de los directores

Pese a las iniciativas de estas asociaciones de padres para sortear las instrucciones judiciales, la incertidumbre de los directores de los colegios no cesa. Según les ha advertido el Gobierno central, ellos son los responsables de lo que ocurra en los colegios. La Generalitat, por su parte, lo niega y asume la responsabilidad, pero solo de palabra.

“Sentíos libres de esa responsabilidad. Soy yo y los consejeros los que tenemos la responsabilidad de llegar hasta el final”, volvió a decir ayer el president Carles Puigdemont a miembros de la plataforma Escoles Obertes, que insta a las familias a comprometerse para abrir los colegios.

Las palabras de Puigdemont, sin embargo, no convencen ni a distintos sindicatos ni a la asociación de directores, Axia. “Estamos indefensos. Todo está protocolizado. Si el AMPA quiere hacer actividades en el centro, los directores tenemos que autorizarlo y firmar un permiso de cesión de espacios”, explicó ayer la presidenta de Axia, Isabel Sánchez.

La asociación de directores exige que el Govern asuma “responsabilidades de facto” e insta a la consejera de Enseñanza, Clara Ponsatí, a destituir temporalmente a todos los directores y asumir ella la dirección de los colegios. Esta decisión replicaría así la estrategia del consejero de Salud, Toni Comín, que el miércoles asumió el control de todos los consorcios sanitarios públicos.

Los sindicatos UGT y CC OO también mostraron su preocupación por la falta de garantías jurídicas y el riesgo en el que se puede poner a los trabajadores públicos. “Ahora mismo no tenemos esas garantías. No nos han dado ninguna solución”, subrayó Manel Pulido, portavoz de la federación de Educación de Comisiones Obreras.

La Generalitat envió una carta a los directores el pasado miércoles eximiéndoles de cualquier responsabilidad, pero ese comunicado —el primero que reciben de la Generalitat por escrito— no es suficiente para los sindicatos y Axia, que ayer pidieron una reunión urgente con Ponsatí. “Esa carta solo es una declaración de intenciones. No nos sirve”, zanjó Pulido.

Un portavoz del Govern dijo ayer a última hora de la tarde que ya habían dado todas las garantías que podían dar para tranquilizar a los directores.