Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Swab cumple 10 años convertida en la feria de arte de Barcelona

El evento vuelve a sus inicios en una edición con 70 galerías de 25 países

'Ciclotrama 57', de Janaina Mello Landini, en Zipper Galería y 'Wild Life', de Samuel Salcedo, en la Galería 3 Punts.
'Ciclotrama 57', de Janaina Mello Landini, en Zipper Galería y 'Wild Life', de Samuel Salcedo, en la Galería 3 Punts.

Swab cumple 10 años y lo celebra del 28 de septiembre al 1 de octubre con una nueva imagen y un nuevo concepto —el de feria boutique— que incorpora la esencia y el espíritu de sus primeras ediciones. “Desde el principio hemos luchado para consolidar una feria de pequeño formato y alta calidad, con un perfil joven e internacional y una selección muy cuidada de galerías punteras con proyectos rigurosos y rompedores”, explica el arquitecto y coleccionista Joaquín Díez-Cascón, fundador de Swab con sus hijas Marina, que llevó las primeras ediciones y Carolina, que ha tomado el relevo y la dirige en la actualidad.

Desbordada en la ciudad

Por primera vez Swab organiza eventos colaterales en otras sedes. Arts Santa Mònica acoge una muestra de tres vídeos de artistas brasileños, comisariada por el coleccionista de ese país Alfredo Hertzog: En busca del territorioque propone una reflexión que va más allá del concepto geoespacial para abordar los territorios emotivos e íntimos del hombre.

La Fundación Mies van der Rohe hospeda Folding cosmos, una instalación performance del Miwako Kurashima, que involucra al público en una ancestral ceremonia japonesa del té y Omar López-Chahoud, director de la feria UNTITLED de Miami, comisaria Behind the Artist, visita a los talleres de seis artistas afincados en Barcelona.

Tras superar los peores años de la crisis económica, sin perder un ápice de su compromiso con el arte emergente y de calidad y pese a la suspicacia con la que fue acogida por el mundo del arte catalán, Swab se ha consolidado como la feria de arte de Barcelona. Una denominación que se ha ganado a pulso, trabajando sin aspavientos, pero con seriedad y rigor en un proyecto que ha ido cosechando cada vez más consenso e interés. Lo demuestra la relación de colaboración e intercambio que ha establecido con el Gallery Weekend, organizado por la poderosa asociación de galerías de arte contemporáneo Art Barcelona, que se celebra en las mismas fechas. Testimonian la penetración lograda por Swab en el entramado artístico barcelonés también la fiesta de inauguración en CaixaForum, un proyecto específico en la Fundación Mies van der Rohe y una exposición paralela que se inaugurará el miércoles 27, en Arts Santa Mònica.

“Este año, más que en otra ocasiones todas las galerías y los artistas invitados han estado encantados de participar, lo que confirma el grado de aceptación y consenso de Swab”, ha afirmado Imma Prieto, que por tercer año consecutivo comisaría con Frederic Montornés la sección IN/OUT con artistas que no necesariamente pertenecen a galerías presentes en la feria y propuestas que no atiende a intereses comerciales. Entre las 12 firmas que participan hay verdaderos pesos pesados como Àngels Barcelona con Joan Fontcuberta, Palma XII con Patricio Palomeque o Visor con Ana Teresa Ortega.

IN/OUT es una de las ocho secciones comisariadas, representativas de las principales tendencias de la creación contemporánea, que acompañan el programa general seleccionado por un comité internacional, también renovado. En total son 70 galerías de 25 países, el 80% nuevas, que ocuparán el Pabellón Italiano de Fira de Barcelona, con obras que oscilan entre los 50 y los 50.000 euros.

“Todo el programa es una declaración de intenciones”, asegura Carolina Díez-Cascón, que ha seleccionado las propuestas de Swab On Paper, la sección dedicada al dibujo, Swab Performance con intervenciones de cinco artistas ucranianos que trabajan el arte en conexión con el activismo y la denuncia social y Swab Ephemeral, con obras que emplean medios atípicos como un enorme prisma concebido como espacio de meditación donde será posible escaparse del bullicio.

Tras ofrecer una visión de la creación del norte de África, en esta edición Xavier de Luca amplia el radar y se centra en el Mediterráneo, con una selección de plataformas independientes que visibilizan voces y planteamientos a menudo excluidos del circuito artístico. La creación más joven se concentrará en Swab Seed, que acoge espacios experimentales autogestionados de seis países, entre los que destaca la Trastera de Terrassa que cada día sorprenderá el público con uno stand distinto, que el último día será comestible para que a la clausura de la feria no quede ni rastro de él.

Las instituciones han querido manifestar su apoyo a Swab en este décimo aniversario incrementando sensiblemente la dotación económica. Para la edición de este año el Ayuntamiento aporte 30.000 euros y la Generalitat 75.000 euros.