Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una asociación advierte del mal estado de los gigantes y cabezudos de Madrid

Los promotores aseguran que sin una restauración inmediata de aquí a dos años los gigantes no podrán salir en los desfiles

Gigantes y cabezudos en el pregón inaugural de las fiestas de San Isidro, en mayo de 2017.
Gigantes y cabezudos en el pregón inaugural de las fiestas de San Isidro, en mayo de 2017.

Los gigantes y cabezudos de Madrid llevan varios siglos de historia y algunos, los ocho más valiosos que cumplen 50 años desde su manufactura, necesitan de una restauración inmediata si la capital no quiere perder esas figuras que recorren sus calles en carnaval. Este es el duro diagnóstico de la asociación Comparsa, una organización sin afán de lucro que se encarga del mantenimiento de los gigantes. El Ayuntamiento incluyó una partida en el acuerdo presupuestario con el PSOE y asegura que actuará antes de que finalice el año.

El portavoz del colectivo que cuida los gigantes y cabezudos, Borja Muñoz, refleja su preocupación: "Están tan deteriorados que ahora mismo puede peligrar la seguridad", afirma. Comparsa revela que, por ejemplo, el Chulapo y la Chulapa, que representan la alegría del pueblo de Madrid, u otras figuras como el Rey Alfonso VI, Beatriz la Latina y Manolita Malasaña tienen irregularidades en la cabeza de cartón-piedra y necesitan nueva pintura. En algunos casos, será incluso necesario sustituir las grandes manos para garantizar la seguridad en las danzas.

Los gigantes y cabezudos son una tradición popular celebrada en muchas fiestas locales de Europa y América Latina. Avanzan bailando, acompañados por la música en desfiles muy apreciados por los niños. Muñoz y su asociación trabajan para promover esa tradición; contratan a músicos e inventan bailes para esas figuras de más de tres metros que pesan 50 kilos, entre su estructura y el ropaje. Pero temen que sin una restauración inmediata "todo pueda perderse".

En 2016 Comparsa se reunió con los portavoces municipales, pero tuvieron que esperan un año para que se cristalizara su petición en los presupuestos, tras el acuerdo entre Ahora Madrid y el PSOE. Aun así, Muñoz teme sobre su ejecución. "Ya es casi octubre y no vemos nada encima de la mesa. Si no se procede a una restauración, los gigantes salen a la calle dos años más pero no vuelven a salir", advierte.

El Ayuntamiento promete que las labores arrancarán "antes de que acabe el año". Cultura, dirigida por Manuela Carmena, trabajará sobre la base de un "detalladísimo diagnóstico" elaborado por ellos. También el área recuerda que, tras la llegada al Consistorio, al no encontrar en los inventarios municipales los gigantes, las labores de conservación tuvieron que "ralentizarse".

"Nuestro compromiso con la conservación de estos gigantes y cabezudos nos ha llevado a darles un importante papel en las fiestas de San Isidro 2017 y la decisión de que sigan presentes en las principales fiestas", señala una portavoz de Cultura. Aunque Muñoz recuerda: "Necesitamos una restauración que los ponga en valor y seguridad".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información