Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘La Habitación de Verónica’, teatro de suspense sin concesiones

La obra del autor estadounidense Ira Levin se interpreta por primera en castellano

Los protagonistas de la versión de La Habitación de Verónica' que se está representando en el Reina Victoria de Madrid.
Los protagonistas de la versión de La Habitación de Verónica' que se está representando en el Reina Victoria de Madrid.

Susan y Larry, quienes se acaban de conocer, están comiendo en un restaurante a las afueras de la ciudad cuando otra pareja más mayor, John y Maureen Mackey, se acercan a saludarles. Los Mackey están asombrados por el gran parecido de Susan con Verónica, una de las hijas de los Brabissant —matrimonio para el que John y Maureen solían trabajar— que murió años atrás. La joven pareja acompaña a los Mackey hasta la antigua mansión de los Brabissant. Una vez allí, John y Maureen le piden a Susan que se haga pasar por Verónica para aliviar el sufrimiento de Cissie, la otra hermana, ahora ya vieja y senil, que cree seguir viviendo en el pasado y se pregunta por qué Verónica no acude a visitarla.

Así comienza La Habitación de Verónica, una de las obras maestras del autor norteamericano, Ira Levin (La Trampa Mortal y La Semilla del Diablo), que se representa en el Teatro Reina Victoria hasta el 12 de noviembre. A partir de ahí, el espectador se sumergirá en una historia llena de giros argumentales y suspense que le mantendrán pegado a su butaca y sin pestañear durante los 90 minutos que dura la función.

Es la primera vez que La Habitación de Verónica, creada en 1973 y representada en gran parte del mundo, se pone en pie en España en castellano (en 2010 pasó brevemente por las carteleras de Barcelona en su versión en catalán). Su director, Ricard Reguant, cree que esto se debe a la dureza de su hilo argumental, imposible de representar en los teatros españoles de los años setenta. “Supongo que después se fue poco a poco olvidando, aunque parece increíble que un texto tan potente como este no haya visto la luz en el resto del país hasta ahora”, añade.

El thriller psicológico no es un género teatral desconocido en España, el propio Reguant, ha dirigido obras como Misery, La Trama o Diez Negritos de Agatha Christie. Sin embargo, las obras de este género no suelen ocupar un gran espacio en las carteleras. “Debería haber más, el público debe tener acceso a una oferta más variada que le despierte la curiosidad cultural”, dice el director de La Habitación de Verónica. En comparación con el cine, el suspense tiene otro alcance en teatro. “El espectador es testigo de lo que sucede en el escenario y todo lo que ocurra sobre él multiplica la emoción; si la obra está bien hecha, es un éxito asegurado”, explica el crítico teatral Marcos Ordóñez.

La Habitación de Verónica se desarrolla bajo un mismo decorado durante toda la función y con cuatro actores únicamente: Lara Dibildos y Antonio Albella como Maureen y John Mackey, y Lucía Gil y Javier Pascual en los papeles de Susan y Larry. Reguant explica que el trabajo de los actores es esencial para mantener la tensión hasta el final. “Con cada proyecto aprendo algo nuevo, con este, sin duda, me he quedado maravillado con el potencial de este elenco”, dice. Y añade: “La música y la iluminación son también elementos claves para manejar el ritmo de un texto tan frenético”.

Tras su paso por Madrid, La Habitación de Verónica comenzará una gira por el resto de España, aunque tanto su director como el resto del equipo esperan poder prolongar su temporada en la capital en otro teatro. “Eso depende del éxito que tenga entre el público al que animo a asistir porque es algo totalmente diferente de lo que hay ahora mismo en los teatros”, dice Reguant. Y concluye: “Contaría algo más pero entonces la destriparía, tienen que venir a verla”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram