Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid equiparará a los médicos de fuera de la UE con los comunitarios

Faltan facultativos de atención primaria en ámbitos rurales y de urgencias, sobre todo en épocas de vacaciones

El Gobierno regional quiere cambiar la ley para poder contratar a médicos que no proceden de la Unión Europea con las mismas condiciones laborales que los comunitarios. De esta forma, pretende frenar el déficit de facultativos en atención primaria en el ámbito rural o en urgencias de hospitales periféricos. Sanidad asegura que son problemas puntuales que se presentan sobre todo en época estival. La Asociación de Médicos de Madrid (Amyts) critica la medida e insiste en que hay médicos suficientes, siempre y cuando se lleve a cabo una buena gestión que incluya incentivos para los destinos menos atractivos.

Personal sanitario, en el hospital Gregorio Marañón la pasada semana.
Personal sanitario, en el hospital Gregorio Marañón la pasada semana.

Faltan médicos en Madrid, pero solo de forma estacional y en determinadas especialidades y lugares como en atención primaria en zonas rurales o para cubrir las urgencias en hospitales alejados de las ciudades, asegura un portavoz de la Consejería de Sanidad. “Es un problema real, pero no generalizado”, insiste.

A pesar de ser una cuestión puntual, la Comunidad de Madrid va a introducir una disposición adicional en el anteproyecto de la ley de profesionalización de la gestión sanitaria que permitirá contratar facultativos extracomunitarios con las mismas condiciones que los que provienen de la Unión Europea. Es decir, adscritos al estatuto marco al que pertenece la mayor parte del personal del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), algo que no permite en la actualidad la normativa estatal. Si es posible, en cambio, firmar contratos de carácter laboral.

Pero existe un resquicio legal que permite dar la vuelta a la situación. El artículo 57.5 del Real Decreto Legislativo 5/2015 indica que se podrá prescindir del requisito de nacionalidad por razones de interés general para acceder a la condición de funcionario.

Es un paso “con importantes implicaciones y para nosotros aberrante”, explica Gabriel del Pozo, vicesecretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts). La contratación laboral es limitada en el tiempo, mientras que con la estatutaria se crea una plaza que se puede convertir en estructural. “Te vincula de tal forma que podrían acceder a concursos de traslados y entrar en el sistema, incluso moverse por Europa”, añade.

 

Doctores sin prórroga

 

“Estamos creándonos necesidades y recurriendo a medidas excepcionales porque faltan profesionales, cuando no estamos prorrogando a médicos que se jubilan (a los 65 años) y están en plenas facultades para continuar ejerciendo”, mantiene. La política de jubilaciones es una cuestión que se debería abordar de manera coordinada en todo el Sistema Nacional de Salud considera Amyts.

En opinión de la asociación, lo que existe es una mala gestión del sistema en su conjunto y se intentan poner parches, como es la propuesta de la Consejería de Sanidad madrileña. Una situación que se solucionaría con “una buena planificación del MIR y mejorando las condiciones laborales de los médicos, porque hay profesionales que se marchan a otros países comunitarios por ese motivo”, enumera. Para las zonas más alejadas donde las plazas son complicadas de cubrir, Amyts propone a la consejería que se estudien incentivos para que el trabajo adquiera atractivo.

Un portavoz de Sanidad sostiene hay “obligación” de prestar atención sanitaria todos los días, por lo que deben tomar medidas ante la carencia de medicos. “Es una paradoja que se admita a los extracomunitarios para llevar a cabo el MIR aquí y que después de formarles no les podamos contratar”, dice.

La población susceptible de ser atendida en el sistema público es de 6.660.471, superior a la titular de tarjeta sanitaria que está en 6.553.592 personas. Los problemas a los que se enfrenta la consejería para cubrir todas las plazas de médicos se focaliza en la atención primaria. En la región existen un total de 430 lugares donde pasa consulta el médico de familia: 265 centros de salud, 163 consultorios, una casa de socorro en Alcalá de Henares y el centro de enfermedades de transmisión sexual en la calle de Sandoval. Cuenta además con 35 hospitales.

Los profesionales del Sermas suman 70.171 personas (15.873 facultativos), según los datos de la memoria de 2016. De ellos, el 86,06% es personal estatutario (se rigen por un estatuto marco propio), un 0,51% pertenece al régimen funcionario y un 13,43 es personal laboral, sin tener en cuenta a los 272 directivos.

 

Los sindicatos médicos piden una ley de carácter estatal

Madrid no es la primera comunidad que opta por abrir el camino hacia una contratación estatutaria a los doctores extracomunitarios. La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) envió una carta a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat y Montserrat, en la que advierte de que los servicios de Valencia, Castilla y León y de Cantabria “se han lanzado a realizar modificaciones normativas que amparan la posibilidad de formalizar nombramientos temporales como personal estatutario”. En ella indican que no consideran necesario el cambio porque ya se les puede contratar como personal laboral, “como se viene haciendo desde hace tiempo en la mayoría de los servicios de salud, y, en el caso de que pudiera existir la necesidad, se debería articular a través de una ley estatal”. Sobre todo, porque esa condición laboral permite la movilidad por los diferentes servicios y debería estar coordinado por el Servicio Nacional de Salud.

Y con independencia del régimen jurídico al que se someta al extracomunitario, lo que resulta “absolutamente preciso agilizar, sin pérdida de calidad”, es la homologación de los títulos que habilitan a esos profesionales, puntualizan a la ministra.