Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autopsia al niño fallecido en un asalto en Elda no es concluyente

El delegado del Gobierno valenciano subraya que el caso está "todo abierto" y pide cautela

La policía en las inmediaciones del edificio de Elda donde se produjo el asalto.
La policía en las inmediaciones del edificio de Elda donde se produjo el asalto. EFE/Manuel Lorenzo

La autopsia practicada al niño de 8 años que murió en el domicilio de Elda (Alicante) donde dos individuos, tapados con cascos de moto, asaltaron al menor y agredieron a la pareja del padre de acogida del niño, no ha sido concluyente en cuanto a la causa exacta de la muerte aunque apunta a una posible asfixia.

Fuentes de la investigación han informado de que esta sería una de las principales hipótesis que se barajan por el momento aunque no se descartan otras ya que el menor, que sufría varias patologías, no presentaba signos externos de violencia ni contusiones. El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha confirmado que el caso está todo abierto.

El delegado del Gobierno ha insistido en que está "todo abierto" y se está practicando la inspección ocular y de reconstrucción de los hechos y "las testificales oportunas, las pruebas físicas y la autopsia en sus diferentes fases". Por ello, ha incidido en ser "prudentes y cautos, teniendo en cuenta que hay secreto de sumario".  Un juzgado de Instrucción de Elda dirige las investigaciones.

Debido a la inconcreción de los resultados del examen forense, se han enviado muestras biológicas del niño al Instituto Nacional de Toxicología, en Madrid, para ver si se obtienen más datos que permitan esclarecer el caso. La mujer agredida, con deficiencia auditiva, participó el jueves por la tarde en la reconstrucción de los hechos.

Mientras tanto, el funeral de cuerpo presente por el menor se celebra a partir de las 11 horas de este viernes en el tanatorio de Elda-Petrer.

La investigación sigue abierta y sin detenidos hasta el momento, aunque se sigue tras la pista de dos individuos que llevaban puestos cascos de moto como presuntos autores de la muerte y de la agresión a la mujer, que está embarazada de cuatro meses y sufrió heridas de carácter leve.

El suceso se produjo la noche del pasado miércoles cuando dos individuos, escondidos tras unos cascos de moto, asaltaron el domicilio en Elda del padre de acogida del menor, que compartía con su pareja, una mujer de 30 años, embarazada de cuatro meses. Poco después, la mujer fue encontrada maniatada y amordazada en el interior de la casa, y contusiones por todo el cuerpo. El pequeño, afectado en algún grado de autismo, estaba en el suelo semidesnudo y en parada cardiorrespiratoria.

Los servicios de policía y emergencia intentaron reanimarlo pero el niño falleció. No presentaba, según fuentes de la investigación, heridas de arma blanca ni de arma de fuego y tampoco se apreciaban a simple vista señales de violencia. 

Más información