Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos de las 14 producciones vascas en el Zinemaldia van en la sección oficial

Morir", de Fernando Franco, y "Handia", de Aitor Arregi y Jon Garaño, competirán por el máximo galardón

Telmo Esnal, director de Dantza, Andres Gertrudix y Marian Alvarez, actores de Morir, José Luis Rebordinos y Joxe Mari Goenaga, guionista de Handia.rn
Telmo Esnal, director de Dantza, Andres Gertrudix y Marian Alvarez, actores de Morir, José Luis Rebordinos y Joxe Mari Goenaga, guionista de Handia.

La 65 edición del Festival de Cine de San Sebastián acogerá la "variedad" del cine vasco con un total de 14 producciones, dos de ellas en Sección Oficial, "Morir", de Fernando Franco, y "Handia", de Aitor Arregi y Jon Garaño, que supone la vuelta de un filme en euskera a la competición donostiarra. La participación de películas producidas en la Comunidad Autónoma Vasca ha sido presentada hoy por el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos, en un acto celebrado en el centro Tabakalera que ha contado con una amplia representación institucional y cultural.

A la cita han acudido el consejero de Cultura del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, la directora de EITB, Maite Iturbe, el Ararteko, Manuel Lezertua, y el presidente de la Asociación de Productoras Audiovisuales Independientes del País Vasco (Ibaia), José Portela, entre otros. Rebordinos ha destacado la "variedad y calidad" del cine vasco, que cuenta con un "nivel sorprendente de producción para una filmografía pequeña" y ha destacado que algunos trabajos comienzan a tener reconocimiento en festivales internacionales. Por ello ha pedido a los agentes implicados en el sector "remar en la misma dirección".

La historia de Joaquin Eleizegi, el "gigante de Altzo" que asombró al mundo en el siglo XIX con su 2,42 metros de estatura, centra "Handia", de Jon Garaño y Aitor Arregi. Ambos junto con Joxe Mari Goenaga fueron seleccionados para representar a España en los Oscar de 2015 por "Loreak", la primera película en euskera que optó a una Concha de Oro en 2014, a la que siguió "Amamak", de Asier Altuna, en 2015. "Morir", en la que Ricardo Franco se sumerge en las dificultades de una relación de pareja en su convivencia con la enfermedad, es el segundo filme que opta al máximo galardón del festival.

Ambas aspiran al Premio Irizar al Cine Vasco junto con tres trabajos incluidos en Zinemira, la sección dedicada exclusivamente al cine vasco que este año otorgará su premio a la montadora Julia Juaniz, que ha trabajado en más de 60 producciones con directores como Carlos Saura, Víctor Erice, Alberto Morais, Pedro Aguilera o Inés París. Entre las producciones que compiten por el Premio Irizar figura "Non", el debut en la ficción de los vascofranceses Eñaut Castegnet y Ximun Fuchs, que narra la lucha de una comunidad de un pequeño pueblo en Francia cuando cierra su empresa, y "Bi txirula", también la primera incursión en el género del arquitecto Iñigo García.

Optan a ese galardón "Elkarrekin-Together" en la que Pablo Iraburu, Migueltxo Molina e Igor Otxoa siguen una expedición de arqueólogos a la búsqueda del rastro de balleneros vascos. Zinemira proyectará además, fuera de concurso, "Converso", de David Arratibel, y la última película dirigida por el pionero de la animación vasca Juanba Berasategi, "Nur eta herensugearen tenplua". También competirá por el premio "Operación Concha", la comedia de Antoni Cuadri que tiene el propio festival donostiarra como escenario de las peripecias de personajes a los que dan vida Karra Elejalde, Jordi Mollá, Unax Ugalde o Ramón Agirre, y el documental "Volar" de Bertha Gaztelumendi.

Zinemira ofrecerá además la selección de cortos Kimuak 2017, el programa del Gobierno Vasco de apoyo a jóvenes realizadores, entre los que se incluye "Plagan" de Koldo Almandoz, "La fiebre del Oro" de Raúl de la Fuente, y "For The Good Times", de Andrés Daniel Sainz. También figuran "Ab alio", de Iñigo Royo e Iñigo Fernández de Ostolaza, "Aprieta pero raramente ahoga", de David Sañudo, "Euritan" de Irati Gorostidi y Arantza Santesteban, y el corto de animación "Areka", de Atxur Animazio Taldea. En el plano de la industria, la propuesta de Telmo Esnal "Dantza" ha sido una de las tres elegidas para participar en la iniciativa Glocal in Progress, la nueva actividad del Zinemaldia dirigida a dar visibilidad a producciones europeas en lenguas no hegemónicas.